Inicio / Noticias / Política / Malditas coincidencias (Columna Política «Ensalada de Grillos»)

Malditas coincidencias (Columna Política «Ensalada de Grillos»)

Columna Política «Ensalada de Grillos», Por Ciro Castillo (13-IX-2021).- Mi mamá dice que la noche del gran temblor de 2017 todos los de la familia que estaban presentes buscaron el sitio más seguro del predio donde está su casa y se abrazaron.

Ella, tan católica como el Papa Francisco, elevó las plegarias habidas y por haber, pues creyó que la tierra se abriría y tragaría todo lo que encontrara a su paso. 

Se acordó de uno que otro regaño que tenía atorado en el pecho y aprovechó para soltarlos, total, nadie sabía a ciencia cierta qué pasaría después. Ese día, 11 minutos antes de la media noche, estados como Chiapas y Oaxaca se sacudieron como nunca antes: 8.2, la magnitud de la sacudida.

Muchos no pensamos que era el apocalípsis o el fin del mundo; sin embargo, sí creímos que al día siguiente ciudades enteras amanecerían hechas pedazos.

Para nuestra fortuna, la catástrofe fue grande, aun así, vivimos para contarlo.

Hubo alerta de tsunami y mucha gente no durmió por temor a las réplicas, que fueron cientos y casi 10 mil para noviembre; 100 vidas se perdieron en territorio chiapaneco, oaxaqueño y tabasqueño.

En Juchitán, en el estado vecino, un hombre se hizo “viral” porque entre la pena y el miedo se acordó de la bandera de México, la cual izó sobre un montón de piedras, como para dar ánimo a todos aquellos que, en unos minutos volvimos a nacer…

Malditas coincidencias

Y volvió a pasar: a cuatro años del gran terremoto de magnitud 8.2, tembló otra vez, ahora en Acapulco, Guerrero.

Dice doña Silvia Ramos, experta, que son simples casualidades, pero ah qué macabras casualidades.

El martes siete de septiembre, cuando muchos nos preguntamos por qué las autoridades no rememoraron este fatídico episodio de la naturaleza (histórico, dicen todos los que saben del tema), 13 minutos antes de las 21 horas, un sismo de magnitud 7.1, nos volvió a recordar en qué zona vivimos y lo frágiles que somos.

La Ciudad de México y otrora uno de los puertos más visitados del mundo, fueron los que más resintieron el temblor que, por fortuna, solo dejó dos muertos y pérdidas materiales.

“Nos salió barato”, dijo Héctor Astudillo, gobernador guerrerense, quien está próximo a dejar la silla de uno de los tres estados más empobrecidos del país.

Mientras en Chiapas apenas percibimos el movimiento telúrico, en zonas de la Ciudad de México y el Estado de México se quedaron sin luz un buen rato.

Como siempre, y a pesar de que seguido nos convocan a participar en simulacros, hubo crisis nerviosas y escenas de pánico.

Lo malo es que todavía falta que lleguemos al 19 de septiembre, cuando todos recordamos la tragedia de 1985 que dejó en ruinas a la Ciudad de México. Ojalá que las malditas coincidencias no nos vuelvan a quitar el hipo…

Sobre mojado

Ha sido una semana difícil, aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su gira de este fin de semana, y no es para menos.

Entre temblores y lluvias, instituciones como la Coordinación Nacional de Protección Civil, pero, sobre todo, la Marina y el Ejército (ajonjolí de todos los moles en este sexenio) han tenido mucho trabajo.

Sin duda, ya lo hemos comentado, la peor tragedia fue la sucedida en un hospital del Seguro Social en Tula, Hidalgo, donde, oficialmente, 16 personas perdieron la vida.

Mientras el mandatario mexicano envió condolencias a los familiares de quienes perdieron la vida por falta de oxígeno, tras la intempestiva inundación, el director del IMSS y la titular la CNPC, Laura Velázquez, entraron en contradicción, ambos, tratando de cuidar el changarro, cómo de que no.

Zoé Robledo, vivo para la palabra, soltó un video en el que lamentaba la situación y, palabras más, palabras menos, dijo: no nos advirtieron.

La funcionaria, en plena mañanera, quiso lavarse las manos.

Como sea, las vidas, aunque pendían de un hilo, porque estaban graves del covid19, ya no se pueden recuperar y habrá que lidiar con esa carga.

Además del temblor con epicentro en Acapulco, que por fortuna no dejó daños mayores, un cerro se desgajó en Tlalnepantla, Estado de México, y otra vez los cuerpos de emergencia al rescate.

A pesar de que el número inicial de desaparecidos se redujo de ocho a tres y un muerto, no paramos en sustos. 

Por si fuera poco, las lluvias siguen causando daños, además de lo ocurrido semanas atrás en Veracruz, se reportan afectaciones en Tabasco, el Norte de Chiapas y en Oaxaca. Qué septiembre tan canijo, ojalá no nos haga dar el grito, pero de dolor…

Aderezos

-Varios de la polaca local temblaron este fin de semana cuando se supo que uno de los poderosos Álvarez Puga, es buscado por evasión fiscal, junto con la famosa Inés Gómez Mont. Sabemos que esas noticias luego son llamarada de petate, pero en una de esas…

-Calladitas quedaron las bocas que seguían apostando porque Carlos Morales no gobierne a Tuxtla otros tres años; el TEPJF ya dijo la última palabra…

-Tremendo trancazo al Verde en Villa Las Rosas; la Sala Xalapa echó para atrás el fallo del TEECh y dio el gane al candidato de la coalición PRI-PAN-PRD…

Ver también

Por COVID-19 en México 230 personas fallecidas y 3,007 infectadas en las últimas 24 horas

CDMX, 27 de septiembre del 2021.- El número de personas que han tenido Covid-19 en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *