Inicio / El Mirador / Masacre de policías en Aguililla (Columna «Coordenadas Políticas»)

Masacre de policías en Aguililla (Columna «Coordenadas Políticas»)

*Masacre de Policías en Aguililla.

*El Gobierno se Lava las Manos.

*Son Intocables los Delincuentes.

Columna «Coordenadas Políticas», Por Fernando Pérez Chávez (15-X-19).- A pesar de la masacre de policías en el municipio de Aguililla y de los actos vandálicos de normalistas de Tiripetío, el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo y el presidente municipal Raúl Morón Orozco se lavan las manos y no asumen el reto de brindarle seguridad a los ciudadanos.

La postura del presidente, del gobernador y del presidente municipal es la misma y se culpa entre ellos, el gobierno estatal y el municipal no hacen nada porque se trata de delitos del fuero  federal y el gobierno de la república revira que la inseguridad existe porque no tienen un plan de seguridad y porque no existe coordinación entre los tres poderes de gobierno.

Ninguno de los gobiernos quiere ver la triste realidad, así como su fracaso para combatir la violencia y prefieren no aplicar el estado de derecho, no reprimir a los presuntos delincuentes que asesinan policías, que bloquean carreteras, que secuestran choferes y camiones, para seguir cuidando sus intereses político electorales, porque eso es lo único que les interesa no resolver el grave problema de la inseguridad que vive el país.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles fue el primero en lavarse las manos sobre la matanza de los 14 elementos de la Policía Michoacán, porque es un delito federal, pero eso si presumió que los hechos no quedarán impunes, así que los deudos tendrán que esperar sentados que el mandatario michoacano cumpla con su palabra.

Raúl Morón Orozco hizo lo propio y no ha movido un dedo sobre el secuestro de 18 unidades del transporte público de pasajeros, junto con sus choferes que llevaron a cabo normalistas de Titipetío, porque es un delito federal y no han  pedido su intervención, luego de asegurar que no tiene ninguna coordinación con el gobierno del estado.

Por otro lado, el gobierno federal tampoco asume su parte porque parece que tiene un pacto de facto con la delincuencia organizada para no enfrentarlos y perseguirlos porque son intocables y combate la inseguridad sólo en el discurso y por esa razón el gobierno estatal y el municipal asumen la misma postura e incluso la secretaría de gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que hechos como el Aguililla ocurren todo los días.

Finalmente como siempre sucede en estos casos, lamentan lo sucedido, refuerzan las medidas de seguridad, pero no detienen a nadie y la cifra de policías muertos aumenta todos los días y los criminales bien gracias y sucede lo mismo con los normalistas y con los maestros de la CNTE, que son intocables e inmunes al estado de derecho y cuando se aplica ponen al gobierno de rodillas y los deja en libertad.

Ver también

El dólar se vende en ventanillas de los bancos Citibanamex hasta en 19.71 pesos este jueves

CDMX, 14 de noviembre del 2019.- El peso tiene caídas este jueves, esto a la espera del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *