Inicio / Noticias / Estatal / El que se lleva se aguanta (Columna Política «Sr. López)

El que se lleva se aguanta (Columna Política «Sr. López)

Columna Política «La Feria», Sr. López (07-VII-2020).- Tío Óscar y su esposa, tía Cari (Caridad), eran del lado materno toluqueño. Él, un señor estándar seis cilindros; ella, un tractor. Él trabajaba de vendedor en una zapatería y ahí iba tirando; ella atendía su casa (y no era poco trabajo: siete hijos). Lo que llamaba la atención de esa pareja era el perpetuo cabreo de la tía, que a solas y delante de los hijos, en su casa o de visita, le decía lindezas como: sabandija, fastidioso, inútil, mediocre, alimaña, bicho, pusilánime, inepto, mentecato, tedioso, necio, aburrido, ridículo, corto, tardo, pesado, torpe, enfadoso, conformista, desganado (raro, con siete hijos, pero se lo decía), pelagatos, cutre, pobretón, cretino, papanatas, cargante, tedioso, soso, chirle (nótese, ninguna altisonante)… y otras que ya no recuerda este menda.

Ella era la Sor Juana Inés del insulto; él la personificación del Santo Job. Quienes la oían hacían como que no se daban cuenta; el progenitor de este menda, si llegaban, se iba (se conocía). Así las cosas, en una comida en casa de los abuelos Armando y Virgen (la de los siete embarazo), el tío después de recibir una primera tanda de epítetos de su media naranja, se puso en pie, tomó su silla, la azotó contra el suelo (en el mismo lugar que ocupaba), y sin gritar dijo claramente audible a todos: -¡Eres una majadera! –y la tía, aullando y señalándolo como una Virgen Vestal a Príapo, exclamó: -Vean, vean, jamás ha sido otra mujer peor insultada por su marido… yo, que le di siete hijos, que tengo su casa como taza de plata, que en mis pisos se puede comer… esto, esto no lo tolero… –el abuelo Armando, quien jamás habló para ventilar la garganta, la calló: –Caridad, en esta casa de hoy en adelante, tienes prohibido abrir la boca –y nunca nadie echó de menos su grata ausencia.

El pasado jueves 2 de julio nuestro Presidente, en la autocelebración con que se obsequia a sí mismo por su elección del año 2018, pronunció la siguiente frase:

“Nunca, en más de un siglo, se había insultado tanto a un Presidente de la república y la respuesta ha sido la tolerancia y la no censura”.

Si pone usted atención, en una frase el Presidente dijo cinco mentiras: “Nunca” (se podrían poner varios ejemplos, baste el de Díaz Ordaz), “en más de un siglo” (segunda mentira: que le cuenten cómo le fue a Francisco I. Madero en la prensa), “se había insultado tanto a un Presidente” (tercera mentira: antes, sin las benditas redes, boca a boca, con pegatinas en bardas y camiones, a coro en estadios y con mantas en marchas, a los presidentes se les decían insultos de alto octano); ahora que si se refiere a los medios de comunicación, miente haciendo serpentinas con la lengua: prensa escrita, televisión y radio, a él no lo han insultado… lo que sí hacen es informar qué hace, qué dice, comentarlo, evaluarlo y sí, criticarlo; ahora ya sabemos que para él, eso es insulto; bueno, si no le gusta el calor que no se meta a la cocina. Cuarta mentira: “la respuesta ha sido la tolerancia”… eso sí que no: aparte de su pertinacia, su más destacada característica es la intolerancia, absoluta; él es el que planteó que se está con su proyecto de país o contra él, lo que prueba la anemia democrática que padece, pues su credo no está sujeto a lo que decida la mayoría, lo que es más: no será sometido a consulta alguna: la bebemos o la derramamos; él, en su intolerancia crónica no recibe a las mamás de niños con cáncer, ni a mujeres que protestan por los abusos y matadero que sufren; cuantimenos a los LeBaron, Javier Sicilia, ni al Gobernador de Jalisco (“tengo mucho que hacer”, alegó… bueno, parte de su ‘quehacer’, es atenderlos). Quinta mentira: “y la no censura”; él es el que dijo que le quitó el bozal a la prensa y ahora muerden su caritativa mano; no, señor, la censura no existe hace décadas, porque muchos periodistas se jugaron la vida y muchos la perdieron -y pierden-, dando ese pleito; ¿algunos abusan?, sí, sin duda; ¿la mayoría?, no, de ninguna manera; pero que este Presidente haga alarde de no censurar, es como si el Papa Francisco nos presumiera no tener hijos… pues, ni modo que sí (y sí censura, con la mano del gato, pero censura, no crea que somos sus tarugos).

Y si fuera cierto que lo insultan, ¿qué?, el antídoto infalible son los resultados positivos. La raza intuye cuando el discurso oficial se construye con mentiras, medias verdades o excusas y entonces recurre a la dicha inicua de burlarse e insultar a los que les prometieron tocar los dinteles de la Gloria y los tienen de arrimados en zaguán de vecindad.

Es al revés: este Presidente es el que más ha insultado y agraviado a la sociedad mexicana o algunas de sus partes que por mal que le caigan, forman parte de la nación que debe gobernar, parejo.

Creyéndose intocable ha dicho (compendio honorablemente fusilado a Gabriel Zaid; diario Reforma, junio 25 de 2018): “Achichincle, alcahuete, aprendiz de carterista, arrogante, blanquito, calumniador, camajanes, canallín, chachalaca, cínico, conservador, corruptos, corruptazo, deshonesto, desvergonzado, espurio, farsante, fichita, fifí, fracaso, fresa, gacetillero vendido, hablantín, hampones, hipócritas, huachicolero, ingratos, intolerante, ladrón, lambiscones, machuchón, mafiosillo, maiceado, majadero, malandrín, malandro, maleante, malhechor, mañoso, mapachada de angora, matraquero, me da risa, megacorrupto, mentirosillo, minoría rapaz, mirona profesional, monarca de moronga azul, mugre, ñoño, obnubilado, oportunista, paleros, pandilla de rufianes, parte del bandidaje, payaso de las cachetadas, pelele, pequeño faraón acomplejado, perversos, pillo, piltrafa moral, pirrurris, politiquero demagogo, ponzoñoso, ratero, reaccionario de abolengo, represor, reverendo ladrón, riquín, risa postiza, salinista, señoritingo, sepulcro blanqueado, simulador, siniestro, tapadera, tecnócratas neoporfiristas, ternurita, títere, traficante de influencias, traidorzuelo, vulgar, zopilote”.

Bueno, a ver si aprende: el que se lleva se aguanta.

Ver también

Cristóbal Arias y Raúl Morón estarían esperando la decisión que asuma el presidente AMLO (Columna Política «La Opción»)

Columna Política «La Opción», Por Jorge Vilchez (04-VIII-2020).- El senador Cristóbal Arias Solís y el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *