Inicio / Noticias / Internacional / Netanyahu reconoce que el Ejército israelí mató a siete miembros de la ONG del chef José Andrés en Gaza

Netanyahu reconoce que el Ejército israelí mató a siete miembros de la ONG del chef José Andrés en Gaza

02 de abril del 2024.- Siete trabajadores de la ONG World Central Kitchen, fundada por el cocinero español José Andrés, han muerto este martes en la Franja de Gaza por un ataque aéreo israelí. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha reconocido que su Ejército está detrás del ataque, si bien asegura que «no fue intencionado» ante las críticas de la comunidad internacional.

Según informa la ONG en un comunicado, los fallecidos provienen de Polonia, Reino Unido, Australia, además de palestinos y un ciudadano con doble nacionalidad, estadounidense y canadiense.

La ONG ha suministrado la ayuda que ha llegado por barco a Gaza en las últimas semanas desde Chipre, en un corredor marítimo humanitario puesto en marcha ante los obstáculos de Israel a la llegada de ayuda por tierra para los más de dos millones de personas del enclave. Tras el ataque, la organización ha anunciado que suspende sus operaciones en la región.

Vehículos alcanzados en Deir al Balah
Según WCK, los trabajadores viajaban en dos vehículos blindados con el logo de la organización y en un tercer vehículo sin blindaje.

A pesar de coordinar sus movimientos con el Ejército israelí, el convoy fue alcanzado cuando abandonaba su almacén en Deir Al Balah, en el centro de la Franja, tras cargar más de 100 toneladas de la ayuda que había llegado por mar, informa la ONG en su comunicado.

La Media Luna Roja palestina ha recuperado los cuerpos tras varias horas de trabajo y los ha trasladado primero al hospital Mártires de al Aqsa, en Deir al Balah, y después al hospital Abu Yusef al Najjar, desde donde serán enviados al puesto fronterizo de Ráfah para ser evacuados.

«Esto no es solo un ataque contra WCK, sino contra las organizaciones humanitarias que trabajan en las situaciones más extremas en las que la comida es usada como arma de guerra», ha declarado Erin Gore, jefa ejecutiva de la ONG. «Es imperdonable», ha añadido.

Israel promete una «investigación independiente»
El primer ministro israelí, Bejamín Netanyahu, ha reconocido el ataque y ha dicho que no ha sido «intencionado». El portavoz de las Fuerzas Armadas israelíes, Daniel Hagari, ha prometido una «investigación independiente» y ha asegurado haber hablado personalmente con el chef para mostrarle sus condolencias.

Hamás ha denunciado en un comunicado que el ataque tiene como objetivo aterrorizar a los trabajadores humanitarios de las agencias internacionales e impedirles realizar sus misiones.

El ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, ha prometido una «investigación exhaustiva y profesional» sobre las circunstancias del ataque contra el convoy de ayuda humanitaria de WCK.

«El ministro Gallant se refirió a la naturaleza trágica del incidente y enfatizó la importancia de realizar una investigación exhaustiva y profesional, a la que seguirá la implementación de las lecciones aprendidas», ha indicado un comunicado del Ministerio de Defensa israelí.

Gallant ha mantenido una reunión para una «evaluación de la situación operativa» junto con el Jefe del Estado Mayor del Ejército, el teniente general Herzi Halevi, y altos funcionarios del establecimiento de defensa.

Occidente pide explicaciones y José Andrés que cese la «matanza»
El chef José Andrés ha mostrado su consternación por la muerte de los miembros de su equipo y ha enviado sus condolencias a familiares y amigos de los fallecidos en un mensaje en la red social X (antes Twitter).

«Estas son personas… ángeles.. con los que he servido en Ucrania, Gaza, Turquía, Marruecos, Bahamas, Indonesia. No son personas sin rostros… no son personas sin nombre», ha escrito el chef.

«El gobierno israelí tiene que parar esta matanza indiscriminada. – ha añadido – Tiene que dejar de restringir la ayuda humanitaria, dejar de matar civiles y trabajadores humanitarios, y dejar de usar la comida como un arma. No más vidas inocentes perdidas. La paz empieza con nuestra humanidad compartida. Tiene que empezar ahora».

El primer ministro australiano, Anthony Albanese, ha confirmado la muerte de la ciudadana australiana Lalzawmi Frankcom, de 44 años, en el bombardeo israelí en Gaza, y ha avanzado que su país exigirá responsabilidades. «Es una tragedia humana que nunca debiera haber ocurrido, es completamente inaceptable y Australia exigirá la responsabilidad total y apropiada», ha declarado en rueda de prensa.

El Ministerio de Exteriores polaco ha mostrado sus condolencias y ha afirmado que Polonia «se opone a la falta de consideración por el derecho internacional humanitario y la protección de civiles, incluyendo trabajadores humanitarios». Polonia ha exigido explicaciones al embajador israelí en Varsovia.

El ministro de Exteriores británico, David Cameron, ha asegurado que las informaciones sobre el ataque son «profundamente inquietantes», pero no ha confirmado que haya muerto un ciudadano británico. Cameron ha pedido también explicaciones a Tel Aviv y ha subrayado que es «esencial» que los trabajadores humanitarios puedan llevar a cabo su labor.

También secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, ha señalado que los trabajadores humanitarios «deben ser protegidos» además de reivindicar el «trabajo extraordinario» que la organización lleva a cabo en Gaza. El secretario también ha instado a Israel a realizar una investigación rápida e imparcial de lo sucedido.

Canadá ha solicitado una «completa investigación» del ataque israelí. La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, ha expresado en su cuenta de X que está «horrorizada» por el ataque de las fuerzas armadas israelíes contra los trabajadores humanitarios y confirmó que uno de los siete fallecidos es un ciudadano canadiense.

Ataques israelíes contra personal humanitario o sanitarios
Las muertes de personal humanitario o sanitario en los ataques israelíes sobre Gaza no son una novedad. Desde el comienzo del conflicto, 173 trabajadores de la UNRWA han muerto, y al menos 15 de la Media Luna Roja palestina. Centenares de miembros de los servicios médicos del enclave también han muerto o resultado heridos, según el Ministerio de Sanidad de Gaza.

La ONG WCK suministra ayuda de emergencia y prepara comidas para personas que lo necesitan por situaciones de emergencia, como guerras o catástrofes naturales. WCK ha suministrado los alimentos que el barco español Open Arms ha llevado al enclave desde el pasado 15 de marzo, cuando se abrió un corredor humanitario desde Chipre.

Desde el 7 de octubre han muerto al menos 32.916 palestinos, y 75.494 han resultado heridos, según el Ministerio de Sanidad. Ese día, un ataque de las milicias de Hamás acabó con la vida de 1.200 personas en territorio israelí y 240 fueron secuestradas, de las que más de un centenar han sido liberadas.

Ver también

El promedio nacional de aprobación ciudadana de los 31 gobernadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México fue 52.4%: Mitofsky

El Gobernador de Michoacán Alfredo Ramírez, en el lugar 13, con el 53.5% de aprobación. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *