Inicio / Noticias / Legislativas / ELEGÍA A DIPUTADOS CONSTITUYENTES (Columna Política «Diputado 501»)

ELEGÍA A DIPUTADOS CONSTITUYENTES (Columna Política «Diputado 501»)

Columna Política «Diputado 501», Por Antonio Tenorio Adame (31-I-2023).-

El miércoles 1o de febrero próximo se declara la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Unión.

Se inicia una etapa de tensión política, donde se dejan sentir las pasiones partidistas, primero en la Conmemoración del CVI Aniversario de la Constitución el 5 de febrero, así como también en la agudización del conflicto político electoral del “INE no se toca”, donde la oposición parlamentaria chocará con el Ejecutivo federal por las cuatro minutas pendientes de dictamen en el senado que serán discutidas en la siguiente semana.

En el entorno de la memoria poblana, se examina la presencia de destacados legisladores que acudieron al Congreso extraordinario de Querétaro en 1917, como un deber y un homenaje cívico.

POR LA NEGATIVA

Uno de los más importantes diputados constituyentes del Congreso de 1917 ha sido Pastor Rouaix, cuyo reconocimiento se debe a sus aportaciones a los artículos 27 y 123 cuya trascendencia impactó en recuperar los derechos de la Nación y los derechos
sociales.

Como bien se sabe, la Revolución mexicana fue la primera convulsión social del siglo 20, precedió en el surgimiento a la Revolución soviética, desde luego en su circunstancia histórica y geopolítica. A la primera le correspondió sellar la profunda desigualdad que marcó el cambió civilizatorio de la conquista de México en 1521, al introducir el derecho a la propiedad corporativa medieval como antecedente de la propiedad privada de que gozaran entonces las encomiendas y mayorazgos, derivando como consecuencia en el despojo de comunidades indígenas de sus tierras y aguas, a la vez estableciendo la formación de latifundios.

El sistema de producción extensivo agrícola mantuvo una brecha de desigualdad entre los terratenientes latifundistas y el pueblo raso, sujetado a la servidumbre por cuatro siglos hasta el estallido de la Revolución mexicana en 1910, convocada por Francisco I Madero; su inicio el 20 de noviembre en ese año, teniendo como base el Plan de San Luis cuyos
objetivos principales eran de orden democráticos electorales.

El colonialismo interno prevaleciente en un México declarado independiente desde 1824, escaló la cima de su ejercicio soberano durante el siglo 19, tiempo en el que tuvo que sufrir el despojo de la mitad de su territorio por la guerra de los Estados Unidos de 1848, así por la guerra civil de Reforma inducida por el clero retrógrado de los tiempos de 1850 a 1853, así como la pretendida instauración de una monarquía imperial promovida por Napoléon el pequeño.

La propuesta de la Comisión redactora del artículo 27 de la Constitución reivindicó el
derecho de la Nación a la propiedad originaria de la tierra, el subsuelo, espacio aéreo y mar patrimonial, y reafirmó la línea divisoria de las fronteras. En resumen, rescató el espacio territorial de la Nación. El artículo 27 de la Constitución facultó al Estado mexicano a crear las formas de propiedad que el uso del suelo convenga a la nación, favoreciendo así a la creación de la propiedad social y la propiedad privada. Este es el eje articulador de la forma social de producción que prevalece en la Nación, el cual favoreció en la coyuntura de la rebeldía de las empresas petroleras ante un laudo de la Suprema Corte de Justicia derivado de un conflicto laboral, el hecho entonces insólito de la expropiación petrolera promovido por el Presidente Lázaro Cárdenas del Río, el 18 de marzo de 1936, fecha que marcó la historia del país como el Día de la independencia económica

POR LA AFIRMATIVA

El diputado Froylan Manjarrez Montalvo nació en Tochimilco, un poblado a las orillas del Volcán Popocatépetl, el 25 de octubre de 1891, aunque se afirma que era el más joven de los legisladores con 25 años de edad. Su edad prematura no impidió que irrumpiera con señalada madurez su contribución a las labores de la Constitución, ya que fue impulsor del proyecto de iniciativa que abrió la discusión sobre la reforma de la forma de sistema político que se debería aprobar, al proponer que fuera un sistema con un Poder legislativo de carácter parlamentario. La propuesta abrió un sonado debate en el Congreso, que dió lugar a la advertencia de Carranza sobre la experiencia observada en otros países donde la ausencia de un sistema de partidos políticos con experiencia daba lugar abrir paso a tendencias del desorden e incluso a fricciones de conflicto con otros poderes.

El encargado del despacho presidencial no se equivocaba en promover un Poder ejecutivo fuerte, teniendo en cuenta los antecedentes ocurridos en el gobierno de Madero, pero la propuesta de los diputados jóvenes en Querétaro es un planteamiento cuyo objetivo no ha perdido actualidad, o al menos, provoca el interés de revisar la necesidad de modificar el sistema presidencial vigente, el cuál por otra parte ha sido ya alterado, entre otros aspectos ha disminuido su capacidad legislativa, al pasar de una aprobación del 90 al 85 de aprobación de sus iniciativas enviadas al Congreso, a sólo un 20 por ciento.

Nada menos el problema de reformar el cuerpo de leyes que norman el proceso electoral no fueron acogidas con una mayoría constitucional, siendo remitidas al Plan B, como una alternativa de menor calado.

El Presidencialismo ideado, discutido y aprobado en Querétaro ha perdido su vigor originario, mismo que fue fortalecido con el liderazgo de un partido hegemónico con la creación del PNR en 1929, ahora tan desvanecido.

Si para Carranza el objetivo de crear un Presidencialismo fuerte para frenar la injerencia del vecino del norte, en tanto el diputado poblano se proponía abrir una democracia discursiva a favor del interés popular.

No obstante, el nudo del problema sigue siendo la falta de responsabilidad del
Presidente, aun a pesar o por encimas de las reformas del Presidente AMLO, tanto de aumentar delitos como del refrendo revocatorio, el Presidente de la República continua impune, no es responsable durante su mandato.

PARA EFECTOS DE PROMULGAR

Quizás el proyecto del diputado poblano fue un buen presagio de mantener vivo el interés de examinar las formas óptimas de gobierno de nuestro pueblo.
Esa es la raíz de una democracia que no acaba de florecer. Como lo muestra el Plan B de AMLO, cuyo objetivo ha sido modificar los órganos de elección, las OPLES, siendo
aprobadas ya 2 de las leyes electorales. El Senado discutirá las 4 minutas pendientes de los diputados para aprobar o remitirlas para su modificación.

Por otra parte, en la Corte se han presentado ya recursos de inconstitucionalidad contra
del Plan alterno B de reformas electorales.

¡¡¡ Se vive un estado de crispación social¡¡¡

Ver también

El promedio nacional de aprobación ciudadana de los 31 gobernadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México fue 52.4%: Mitofsky

El Gobernador de Michoacán Alfredo Ramírez, en el lugar 13, con el 53.5% de aprobación. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *