Inicio / Reportajes / Firman modificaciones al T-MEC en Palacio Nacional; generará crecimiento y bienestar en las tres naciones, asegura presidente AMLO

Firman modificaciones al T-MEC en Palacio Nacional; generará crecimiento y bienestar en las tres naciones, asegura presidente AMLO

CDMX, 10 de diciembre del 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador fungió como testigo de honor de la firma del Protocolo Modificatorio al Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá (T- MEC).

El acuerdo se signó en el Salón Tesorería de Palacio Nacional por Robert Lighthizer, representante de Comercio del gobierno de Estados Unidos; Chrystia Freeland, vice primera ministra de Canadá, y Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte.

Ahí, el jefe del Ejecutivo aseguró que el T-MEC beneficiará a las tres naciones con inversiones, lo que generará crecimiento económico, bienestar, paz y tranquilidad.

Agregó que mejorarán las condiciones laborales de los trabajadores de los países participantes. Además, se fortalecerá la cooperación para el desarrollo, con lo que, dijo, la migración dejará de ser forzosa.

El mandatario agradeció a los diferentes actores que hicieron posible el consenso para renovar el Tratado; a los negociadores, dirigentes obreros, líderes empresariales, legisladores de los países de América del Norte y de manera particular al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Sin su apoyo y cooperación no hubiera sido posible este acuerdo. El presidente Donald Trump actuó de manera prudente y tolerante. Intervino cuando estaban agotadas las posibilidades de entendimiento en la mesa”, comentó.

Reconoció a los senadores de México que, indicó, pusieron el interés de la nación ante cualquier asunto partidista.

En la ceremonia estuvieron por parte del Gobierno de México los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez; de Economía, Graciela Márquez Colín; del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza.

Del Senado de la República, acudieron el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal Ávila, y los coordinadores de las fracciones políticas de México.

Asistieron el consejero superior del presidente de los Estados Unidos, Jared Kushner y el vice ministro adjunto de Comercio Internacional de Canadá, Steve Verheul.

Versión estenográfica:

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Estados Unidos, de Canadá, de nuestro país, México.

Hoy es un día importante, también intenso. Estamos llegando a este acuerdo que consideramos fundamental, un acuerdo bueno para los tres pueblos, para las tres nacionales, para los tres gobiernos.

Estamos hablando de un acuerdo económico, comercial, de grandes dimensiones. Es un acuerdo que nos ayuda a impulsar el crecimiento económico de nuestras naciones. Sin duda, significa mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México. Se trata de atraer más inversión para América del Norte, para esta región del mundo. Y como todos sabemos, si hay inversión hay crecimiento; si hay crecimiento, hay bienestar; si hay bienestar, hay paz y hay tranquilidad.

Es también un acuerdo para mejorar las condiciones laborales. Es un acuerdo que beneficia a los trabajadores de Estados Unidos y de México. Es un acuerdo económico, comercial, pero al mismo tiempo respetuoso de nuestras soberanías.

Aquí se habló de las inspecciones que van a convertirse en mecanismos de supervisión que se van a resolver con equidad y con respeto a nuestras constituciones y nuestras leyes.

Este acuerdo también fortalece la cooperación para el desarrollo y permite enfrentar de mejor manera problemas sociales como el fenómeno migratorio. Todos sabemos que el que abandona a su pueblo, abandona a su familia no lo hace por gusto, sino por necesidad.

Al garantizar crecimiento económico, empleos, bienestar en nuestras regiones más marginadas, más pobres, estamos enfrentando el fenómeno migratorio de otra manera, no apostando únicamente al uso de la fuerza o a medidas coercitivas.

Con la cooperación para el desarrollo que va a hacer posible con este acuerdo, también se logra la unidad del continente americano, la unidad de nuestro continente, la unidad de todos los países, los pueblos de nuestra América, de la América que vio nacer a Abraham Lincoln y de la América que vio nacer a Benito Juárez.

Tenemos este acuerdo con América del Norte sin dar la espalda a nuestra América, esto es muy importante. Es un asunto de relaciones económicas, de relaciones comerciales, pero también de geopolítica, de fortalecer nuestro continente americano.

Quiero agradecer a todos los que han hecho posible este acuerdo, este importante, trascendente acuerdo, de dimensión mundial. Agradecer a los negociadores que estuvieron juntos durante mucho tiempo, atendiendo todos los temas, los más complejos, los más difíciles, buscando resolver controversias de la mejor forma posible.

El señor Robert Lighthizer, que es un profesional en la negociación de este tipo de acuerdos y de tratados, reconocido por propios y extraños. Muchas gracias por todo lo que hizo para que se llevara a cabo este acuerdo, para concretar este acuerdo, porque le tocó en dos momentos, como aquí se ha dicho; y los legisladores, me consta, del Partido Demócrata, a pesar de las diferencias propias de las democracias, le guardan siempre mucho respeto al señor Lighthizer.

Muchas gracias también a Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá, por su apoyo, por estar en estas negociaciones, por su confianza para lograr este acuerdo.

Yo quiero destacar que fue muy importante la participación de Jesús Seade, nuestro representante, nuestro principal negociador. Jesús también es un profesional en este asunto de las negociaciones, de los acuerdos, es un experto con mucha paciencia, con mucha imaginación, con mucho talento y con mucho patriotismo, con mucha responsabilidad.

Le tenemos toda la confianza a Jesús, casi no teníamos que revisar nada, leer documentos, por la confianza que le tenemos, sabemos muy bien que él nos representaba y nos representa con mucho decoro.

Sólo recuerdo que hubo momentos difíciles, todos los saben, los que estuvieron en esta negociación y no precisamente en estos últimos días, sino cuando estábamos todavía como observadores, que todavía no llegábamos a la Presidencia o no éramos todavía constitucionalmente titulares del Ejecutivo, no era yo todavía presidente constitucional.

Tengo que aquí también decir que el entonces presidente Peña fue respetuoso y quiso que participáramos y aceptamos hacerlo como observadores.

Y fue en ese periodo en que se presentó la mayor dificultad, según mi punto de vista, fue cuando se trató el tema de energía y no había acuerdo. No se aceptó lo que estaba originalmente en el proyecto y eso atoró la negociación y produjo nerviosismo, pero al final se llegó a un acuerdo, que eso limpió mucho el camino para llegar al día de hoy, porque era un asunto fundamental para nosotros, algo que tenía que ver con nuestra soberanía.

Agradecer mucho a los legisladores, los senadores que nos acompañan, senadoras, senadores. Agradecerles porque están poniendo por encima del interés de grupo, del interés partidista, el interés de la nación, están actuando con mucha responsabilidad.

Muchas gracias a los senadores de nuestro país por actuar de manera responsable y patriota. Por encima de los intereses personales o de grupos, siempre deben estar los intereses generales, los intereses de la nación, y aquí con hechos se está demostrando.

Esto es muy bueno para el fortalecimiento de nuestra vida pública, esto es un ejemplo a nivel mundial por el comportamiento de todas las tendencias, agrupaciones, partidos que actuamos de manera conjunta y responsable.

Agradecer a los legisladores del Canadá, que les va a tocar en su momento aprobar este acuerdo. Estamos seguros que van a actuar de manera consecuente.

Agradecerles a los legisladores de Estados Unidos, agradecerles a los legisladores del Partido Republicano y agradecerles a los legisladores del Partido Demócrata, que estuvieron con nosotros, hicieron sus planteamientos en materia laboral, en materia de medio ambiente, y nos dieron su confianza.

Agradecerle a la señora Pelosi por la decisión de apoyar este acuerdo, este tratado, y de separar las diferencias propias de las democracias, las diferencias que se presentan cuando hay procesos políticos electorales, separar eso de este gran acuerdo en lo económico, en lo comercial. Eso se entendió muy bien en Estados Unidos, los republicanos, y subrayo de manera especial, lo entendieron bien los legisladores del Partido Demócrata.

Agradecer a los representantes del sector empresarial de nuestro país que nos acompañaron. No se tomaron acuerdos sin consulta, siempre estuvieron los representantes del sector empresarial pendientes, al tanto, siempre nos ayudaron.

Agradecer también a los dirigentes obreros de nuestro país, sin ellos no se hubiese podido aprobar la ley laboral que permitió que transitara este acuerdo.

Muchas gracias a los dirigentes de los sindicatos, los dirigentes obreros de México.

Agradecer al primer ministro Trudeau, primer ministro de Canadá, porque siempre ha mantenido una relación cordial, de cooperación, respetuosa. Hace unas dos horas hablamos por teléfono y estaba el primer ministro muy contento, muy satisfecho con este acuerdo.

También en las conversaciones que hemos tenido en momentos difíciles hemos llegado a entendimientos y lo cierto es que hemos actuado de manera conjunta, en forma amistosa y cooperando para sacar este acuerdo.

Este tratado tiene que ver, repito, con lo económico, con lo comercial, pero también con lo político. Es un acuerdo político, sin eso no se logra nada.

Y en ese marco creo que estoy obligado a reconocer el trato respetuoso que recibimos del presidente Donald Trump. Algunos pensaban que iba a ser imposible llegar a este acuerdo, no sólo a este acuerdo, que no nos íbamos a entender en nada, que nos íbamos a pelear, que nos íbamos a confrontar y miren lo que son las cosas.

Hemos podido entendernos, y muy bien, porque hay respeto mutuo; y en ambos casos consideramos que lo mejor de todo es el diálogo, la negociación, el acuerdo, la política, que se inventó precisamente para evitar la guerra y evitar la confrontación. Hemos tenido con el presidente Trump una muy buena relación y quiero aquí públicamente agradecer su apoyo, porque sin su cooperación no hubiese sido posible este acuerdo. Él actuó de manera prudente, tolerante.

Les hablaba yo de los momentos más difíciles. Pues él intervino cuando estaban agotadas ya las posibilidades de entendimiento en la mesa. En una ocasión que hubo, vamos a decir, un desencuentro, no diría yo ruptura, que nosotros fijamos una postura con firmeza, se le consultó a él y él estuvo de acuerdo en darnos su apoyo y su confianza. Por eso, muchas gracias al presidente Donald Trump.

Muchas gracias a todas, a todos. Este es un gran acuerdo económico, comercial, político para fortalecer a nuestras tres naciones y, sobre todo, para beneficio de nuestros pueblos.

Muchas gracias, amigas y amigos.

Ver también

El dólar se vende este miércoles en ventanillas de los bancos Citibanamex hasta en 18.97 pesos

CDMX, 22 de enero del 2020.- El peso avanza este miércoles frente al dólar, que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *