Print Friendly

13 de marzo del 2019.- En el 2018 sólo se recibieron un poco más del 60% de los fondos necesarios para apoyar a los sirios dentro y fuera del país. Sin una inyección  sustancial de fondos, las provisiones de alimentos, agua, atención médica, refugio y servicios de protección probablemente serán interrumpidas. La ONU pide un apoyo sostenido en 2019 para millones de personas que todavía se encuentran en un profundo estado de vulnerabilidad.

Tres líderes de las Naciones Unidas advirtieron este miércoles que la crisis en Siria aún no ha terminado y pidieron un apoyo sostenido y a gran escala para los sirios más vulnerables, entre ellos los refugiados y las comunidades que los albergan.

Mark Lowcock, el jefe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU; Achim Steiner, el administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo; y Filippo Grandi, el Alto Comisionado para los Refugiados, hicieron las declaraciones en un comunicado a propósito de la tercera Conferencia de Bruselas sobre el apoyo para Siria y la región, que comienza el jueves.

Las necesidades humanitarias dentro de Siria se mantienen en niveles récord con 11,7 millones de personas que necesitan algún tipo de ayuda y protección humanitaria. Mientras que la crisis entra a su noveno año, alrededor de 6,2 millones de personas están desplazadas internamente y más de 2 millones de niños no van a la escuela. Además, se estima que el 83% de los sirios vive por debajo del umbral de la pobreza, y las personas son cada vez más vulnerables debido a la pérdida o falta de medios de vida estables.

Sin una inyección inmediata y sustancial de fondos, las provisiones que salvan vidas de alimentos, agua, atención médica, refugio y servicios de protección probablemente serán interrumpidas.

“Sin una inyección inmediata y sustancial de fondos, las provisiones que salvan vidas de alimentos, agua, atención médica, refugio y servicios de protección probablemente serán interrumpidas. Es vital que la comunidad internacional permanezca al lado de todas las mujeres, hombres, niñas y niños de Siria que necesitan nuestra ayuda para cumplir con los requisitos básicos de una vida digna. Si los donantes proporcionan la financiación, podemos implementar los planes para ayudar a lograr eso“, aseguró Mark Lowcock.

La crisis también ha generado la mayor crisis de refugiados en el mundo. Hay más de 5,6 millones de sirios fuera de su país y hasta 3,9 millones de personas afectadas en las comunidades de acogida en los países vecinos.

Es por ello que la ONU está buscando con urgencia un mayor financiamiento para ayudar a quienes lo necesitan a través de un llamamiento de 3300 millones de dólares para la respuesta dentro de Siria, y un plan de refugiados y resiliencia de 5500 millones de dólares para los países vecinos.

ACNUR/Hisham Arafat
Una niña desplazada siria en el campamento de Al-Areesha.

“Habiendo visitado recientemente a los refugiados sirios  en el Líbano, estoy profundamente preocupado por la creciente brecha entre sus necesidades masivas y el apoyo que está disponible para la respuesta internacional de los refugiados. Ocho años después de la mayor crisis de refugiados en décadas, alrededor del 70% de los refugiados sirios viven por debajo de la línea de pobreza “, expresó Filippo Grandi.

Ocho años después de la mayor crisis de refugiados en décadas, alrededor del 70% de los refugiados sirios viven por debajo de la línea de pobreza

La reducción de la asistencia debido a los recortes de fondos significa que los refugiados se ven obligados a tomar decisiones agonizantes todos los días, como sacar a los niños de la escuela al trabajo o reducir las comidas. También son vulnerables a la explotación y al abuso.

“Es esencial que la comunidad internacional mantenga el rumbo de apoyar a los millones de refugiados sirios que viven en países vecinos y que aún necesitan protección y asistencia. La ayuda también es necesaria para aquellos refugiados, y el número mucho mayor de personas desplazadas internamente, que están eligiendo regresar a sus hogares, en circunstancias muy difíciles”, agregó.

Por su parte Achim Steiner, administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, recalcó que la pobreza en Siria continúa aumentando mientras que la infraestructura de servicios básicos sigue siendo destruida.

UNICEF / Al-Faqir
Niños que han huido d ela violencia en Deraa, Siria.

“Los gobiernos y las comunidades anfitrionas en los países vecinos de Siria necesitan nuestro apoyo para mantener el rumbo de extender su generosidad a los refugiados y al mismo tiempo mantener el impulso de su propio camino de desarrollo. Necesitamos que la comunidad internacional aumente su apoyo a la resiliencia tanto en Siria como en los países vecinos “, dijo.

A pesar de la generosa financiación de los donantes en 2018, solo se recaudó el 65% de los 3400 millones requeridos para el plan dentro de Siria el año pasado. El plan regional de refugiados y resiliencia que solicitó 5600 millones de dólares para 2018 recibió un 62% de los fondos.

Los tres líderes de la ONU piden conjuntamente a la comunidad internacional de donantes que se comprometan generosamente para 2019 durante la conferencia de alto nivel que comienza mañana.

Te gusta? Compártelo:
 

Noticias relacionadas:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar un comentario

 




 

Current day month ye@r *