Print Friendly

Morelia, Mich., 19 de febrero del 2019.- El magistrado Víctor Barragán Benítez afirmó que, como michoacano, aspira a  darle a la procuración de justicia un rostro humano, “donde el usuario de justicia se sienta protegido, no discriminado o menospreciado por el Estado”.

En su comparecencia ante los integrantes de las Comisiones de Justicia y Gobernación del  Congreso del Estado, el también aspirante a Fiscal General dijo que hay unan relación causal entre rezago social e incidencia delictiva, dado que a mayor incidencia delictiva, menor inversión y progreso. De ahí, agregó, la importancia de la procuración de justicia y del ejercicio de políticas públicas transversales.

Barragán Benítez, quien lamentó que en este proceso de selección del Fiscal General haya personas que ya tuvieron esta responsabilidad y que ahora pretendan una segunda oportunidad, informó que sus propuestas de acciones y objetivos específicos se centran en 4 ejes fundamentales.

El magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de  Michoacán explicó que el primer eje es de carácter analítico, informativo y estratégico. “Todo plan de trabajo debe partir de datos serios y confiables sobre incidencia delictiva, características de los ilícitos, densidad poblacional, distribución y desarrollo, expresó.

El aspirante a Fiscal General dijo que el segundo eje de su plan de trabajo tiene que ver con la coordinación  institucional. Primero, entre las instituciones de seguridad pública de la entidad, a fin de evitar duplicidad de funciones, recursos material y humanos; en segundo lugar, una coordinación con las entidades limítrofes de Michoacán: Guerrero, Jalisco, Estado de México, Colima y Guanajuato.

Barragán Benítez expresó que él se plantea una coordinación con la Federación, “para que en el ámbito de las competencias constitucionales, en el Plan de Persecución Penal, se aterricen los objetivos del Plan Nacional de Paz y Seguridad, del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la eventual Guardia Nacional, para el diseño de nuestra propia política criminal”.

En el tercer eje de su propuesta, el magistrado Víctor Barragán Benítez, quien por separado presentó un sólido y argumentado plan de trabajo,  se plantea reivindicar la función investigativa del Ministerio Público, “porque hoy en Michoacán quienes investigan, trazan las líneas de investigación y la eficacia del sistema, se sustentan en las policías y no en el órgano técnico que por disposición constitucional debe hacerlo”.

En el cuarto eje de su propuesta de trabajo, el aspirante a Fiscal General dijo, ante los legisladores locales, que la procuración de justicia en Michoacán  debe tener una base social, no solo por la institucionalidad de un Consejo Consultivo en el diseño de la política criminal,  a través de estrategias, acciones , seguimiento y evaluación, sino a través de una coordinación de contacto, comunicación y acercamiento con el ciudadano, a fin de generar un acercamiento permanente con profesionales del derecho, universidades, presidencias municipales jefes de colonia, de comunidades rurales y representantes de pueblos originarios, jefes de tenencia, encargados del orden, comisariados comunales y ejidales, para el diseño de estrategias coordinadas para la prevención, investigación y persecución penal.

Finalmente, el magistrado Víctor Barragán Benítez dijo que Michoacán necesita una Fiscalía de michoacanos, “gente que viva, que se desarrolle y tenga familia en nuestras tierras, para que el lugar de origen sea el compromiso mayor”.

Te gusta? Compártelo:
 

Noticias relacionadas:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar un comentario

 




 

Current day month ye@r *