Inicio / Reportajes / Presidente AMLO inaugura Universidad para el Bienestar en Atoyac, Guerrero

Presidente AMLO inaugura Universidad para el Bienestar en Atoyac, Guerrero

*Presidente evalúa avances de Sembrando Vida en Petatlán, Guerrero; llama a aprovechar oportunidades en el campo mexicano.

*Versión estenográfica. Inauguración de la Universidad para el Bienestar Benito Juárez García, en Atoyac, Guerrero.

Atoyac, Guerrero, 16 de enero del 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró en Atoyac, Guerrero, la Universidad para el Bienestar Benito Juárez que imparte la Ingeniería Agroforestal.

El propósito de la carrera es formar profesionistas que puedan proponer alternativas viables para la producción agroalimentaria y forestal, local y regional; con visión crítica del entorno, de sustentabilidad y soberanía alimentaria, capaces de generar procesos de colaboración comunitaria para el bienestar y calidad de vida de la sociedad.

Esta sede se suma a otras ocho en la República que tienen el mismo enfoque educativo. Los planteles están ubicados en la alcaldía Magdalena Contreras, en la Ciudad de México; Pantepec, Chenalhó y Teopisca, en Chiapas; Tlalchinol, Hidalgo; Rayón, San Luis Potosí y Chignautla, Puebla.

Asistieron al evento, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores; la directora general de Universidades para el Bienestar, Raquel Sosa Elizaga; la presidenta municipal de Atoyac, Julieta Martínez Pérez y la coordinadora académica de la sede educativa, Juana García Márquez.

*Presidente evalúa avances de Sembrando Vida en Petatlán, Guerrero; llama a aprovechar oportunidades en el campo mexicano.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó en Petatlán, Guerrero, la visita de evaluación de Sembrando Vida, “un programa excepcional, extraordinario, (…) tiene un efecto multiplicador, se apoya al campo, se cultiva la tierra, se siembra, se protege el medio ambiente y se generan empleos”.

El mandatario destacó que a dos años de la implementación de la iniciativa, ya suman 416 mil trabajadoras y trabajadores inscritos, de los cuales 30 por ciento son mujeres y 70 por ciento son hombres.

De acuerdo con información de la Secretaría de Bienestar, de la meta de más de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables, se han sembrado 663 millones 414 mil 92 en 20 entidades de la República.

El jefe del Ejecutivo llamó a las y los sembradores a aprovechar el apoyo al campo y que se han destinado mayores recursos a este sector.

Destacó que en Guerrero se trabajan 50 mil hectáreas y hay 20 mil sembradores. La atención especial que se le ha dado a este estado, dijo, se debe a que históricamente ha sido uno de los más olvidados y con mayores índices de desnutrición.

Afirmó que hay condiciones para ampliar el programa en la entidad, por lo que ofreció llevarlo a los ejidos de la sierra a fin de evitar que sus habitantes se vean orillados a sembrar plantas para la fabricación de enervantes.

El secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez, informó que en 2020 el programa Sembrando Vida operó con una inversión de 27 mil 604 millones de pesos.

Con estos recursos se pagó mensualmente 5 mil pesos a las y los trabajadores; asimismo, la secretaría adquirió plantas, semillas, herramientas y sistemas de agua.

Este año tiene un presupuesto autorizado superior a los 28 mil 929 millones de pesos.

En Guerrero hay 19,500 sembradores, de los que 63 por ciento son hombres y 37 por ciento mujeres. La meta para 2021 en Petatlán, es sembrar un millón 600 mil plantas.

*Versión estenográfica. Inauguración de la Universidad para el Bienestar Benito Juárez García, en Atoyac, Guerrero.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Zacualpan, de este municipio de Atoyac de Álvarez:

Nos da mucho gusto participar en la inauguración de esta Escuela de Ingeniería Agroforestal del Sistema de Universidades Públicas ‘Benito Juárez’. 

Es obligado recordar a quienes nacieron en este municipio de tanta historia y de tanta cultura, recordar a Juan Álvarez, que se formó durante el movimiento de independencia y adquirió el grado de dirigente máximo en el proceso de transformación que se conoció más tarde como el Movimiento de Reforma.

Juan Álvarez enfrentó a la dictadura santannista. Santa Anna se había convertido en un dictador, había estado en la primera mitad del siglo XIX en 10 ocasiones en la Presidencia, 10 veces presidente, él mandaba en el país; y desgobernaba, porque era un mal gobernante, un mal militar y un mal ciudadano.

Por él se perdió más de la mitad de nuestro territorio, él fue el causante de esa desgracia nacional, de ese zarpazo que significó la invasión estadounidense a nuestro territorio en los años de 1847-1848. Después de esa gran tragedia, Santa Anna se tiene que ir al exilio, pero los conservadores de entonces, como han sido siempre, sin importarles la patria, deciden irlo a buscar a Colombia, traerlo de nuevo para que gobierne o desgobierne el país.

Y regresa Santa Anna para llegar a 11 veces desempeñando el cargo de presidente de la República y ya regresa en un estado de extravagancia que raya en el ridículo.

Lucas Alamán, ideólogo, principal asesor de los conservadores, lo encampana de que tenía que llamarse alteza serenísima y empiezan los lujos. 

Y todavía vende otra extensión del territorio nacional y derrocha lo que obtuvo por la venta de esa porción del territorio de México y, lo peor, quiere imponerse con la fuerza.

Entonces, Juan Álvarez, con el Plan de Ayutla, convoca al pueblo a derrocar a Santa Anna y lo enfrentan aquí en la Costa Grande, en Acapulco. viene Santa Anna con un ejército de más de cinco mil hombres, pero no pudo con los guerrerenses, regresó derrotado y al poco tiempo tuvo que abandonar la Presidencia para nunca jamás regresar. 

A partir de entonces, Juan Álvarez empieza a encabezar el movimiento de Reforma, pero como no era un hombre ambicioso, no le interesaba el poder por el poder, se regresa a Guerrero y queda Comonfort. Y luego este personaje, también del movimiento liberal, se acobarda, traiciona, se da un autogolpe de Estado y llega a la Presidencia por primera vez Benito Juárez García. Esa es la historia, pero se le debe esa transformación en mucho al arrojo, al patriotismo de Juan Álvarez.

Recientemente, también en Atoyac, como lo manifestó el gobernador, se reprime al pueblo, 1967, y eso lleva a Lucio Cabañas a tomar las armas, también originario, nativo de Atoyac, que, como lo mencionó la maestra Raquel Sosa, con su lucha ayuda a abrir el camino, a desbrozar, a limpiar el camino hacia la transformación, como lo hicieron muchos que se nos adelantaron, porque en este movimiento participaron mujeres, hombres desde hace mucho tiempo con este anhelo que ahora queremos convertir en realidad esta transformación en favor de la justicia, de la libertad, de la democracia, de la defensa de nuestra soberanía nacional.

Y también de aquí, de Atoyac, pues es nuestro entrañable amigo, compañero, César Núñez, que hace poco falleció. Fundamos juntos en Guerrero el movimiento de transformación y es una gente que sigue ayudando al movimiento con su ejemplo. Son de esos dirigentes que no desaparecen, que sólo cierran los ojos y se quedan velando, se quedan pendientes, ayudando con su ejemplo para seguir adelante en la lucha por la transformación. 

Por eso me da mucho gusto estar aquí en Atoyac, en la inauguración de esta universidad que está dedicada al campo, al sector agropecuario.

Esta carrera de Ingeniería Agroforestal, decíamos hace un momento, embona, ensambla, con el propósito de llevar a cabo un plan de dimensiones mundiales, el plan de reforestación más importante que se esté llevando a cabo en el mundo: el programa Sembrando Vida.

No hay en ningún país un programa que en estos momentos contemple la siembra de más de un millón de hectáreas, de árboles, frutales y maderables, no hay en ningún país del mundo un programa que les esté dando empleo a más de 400 mil sembradores.

Por eso, si se combina la siembra de árboles frutales, maderables, con la enseñanza, con la educación superior, con lo que se va aprendiendo en esta universidad, vamos a avanzar mucho. Esto es realmente muy estimulante, hasta me produce sentimientos, porque este es un anhelo, es un ideal para la transformación de México.

En el acto anterior Petatlán, el gobernador nos planteó que el programa Sembrando Vida se amplíe a todo Guerrero, para que, en vez de dedicar los campesinos, por necesidad, su tierra, su trabajo a la siembra de marihuana, de amapola, que se siembren árboles frutales, maderables, que se siembre café y que se amplíe el programa a todos, que no haya límite para ejidatarios, pequeños propietarios, comuneros. Ese es el compromiso que hacemos aquí en Atoyac, el que este programa se pueda ampliar.

Actualmente, repito, son 50 mil hectáreas en Guerrero y hay 20 mil sembradores que están recibiendo un apoyo mes con mes para cultivar sus parcelas, pero podemos todavía este año ampliar el programa. 

No demorarnos mucho, porque ya no es la intención estar iniciando siembras en el 2022, 2023, porque, si lo decide así el pueblo, nosotros vamos a terminar en septiembre del 24 y yo no quiero dejar nada en proceso, nada inconcluso.

Mientras estemos nosotros en el gobierno no va a faltar el recurso, el apoyo para el Sembrando Vida y para las universidades ‘Benito Juárez’, pero ya después, pues ya no sabemos y -toco madera- no vaya a suceder que regresen los que estaban dedicado a saquear, a robar y no les importaba el pueblo. De todas maneras, hay que actuar de manera precavida y apurarnos.

Por eso me dicen algunos: ‘¿Por qué la prisa?, ¿por qué es tan intenso?’ Bueno, porque se nos va a terminar el tiempo y yo soy maderista, estoy a favor del sufragio efectivo y de la no reelección. Yo voy a terminar a finales de septiembre y ya me retiro, me jubilo, misión cumplida. No voy a estar como dirigente permanente, eterno, no hay que caer en el necesariato, en decir quién me va a sustituir.

Claro que hay gente buena, mujeres y hombres que van a darle continuidad a esta lucha, ya nosotros estamos haciendo lo que nos corresponde, hay que entregar la estafeta a las nuevas generaciones, hay que pensar en el relevo generacional; por eso también todo lo que hagamos por los jóvenes es importante para garantizar hacia el futuro la continuidad de movimiento de transformación, es decir, que se siga luchando por la justicia, por la democracia, que no se permita la corrupción, que no se permita los lujos en el gobierno, que se actúe con austeridad republicana.

Entonces, vamos a que este año se pueda ampliar el programa Sembrando Vida.

Y también aquí en Atoyac, porque ya me lo había planteado el ciudadano gobernador, hacemos el compromiso de buscar la forma y buscar los recursos para la ampliación de la carretera, de la Costa Grande de Guerrero. Vamos a buscar la forma de que se amplíe con los libramientos que se proponen. Voy a darle instrucciones al ingeniero Jorge Arganis para que se cumpla con este compromiso que estoy haciendo.

Ya en el caso de la Costa Chica ya de San Marcos hasta los límites con Oaxaca está contemplado el que se amplíe la carretera hasta donde está, de donde está, a los límites con Oaxaca. Ya tiene esa instrucción el ingeniero Arganis y ahora vamos a pedirle que tome en cuenta también la ampliación de esta carretera.

Y vamos a seguir apoyando a Guerrero por las razones que ya se conocen. Este es un estado fundamental en la historia de nuestro país, no se podría escribir la historia de México sin la historia de Guerrero.

México es lo que es en la actualidad por la lucha de los guerrerenses que han estado siempre a la vanguardia en las tres transformaciones que ha habido: la Independencia, la Reforma, la Revolución y ahora también en la Cuarta Transformación.

Me da mucho gusto estar aquí en Atoyac y nos vamos seguir encontrando.

Muchas gracias de todo corazón.

Ver también

Gertz Manero destaca transparencia en la petición de la FGR para desaforar a García Cabeza de Vaca

*El Congreso será quien decida. CDMX, 24 de febrero del 2021.- Alejandro Gertz Manero, titular …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *