Inicio / El Mirador / En Apatzingán la voz del gobernador no se escucha (Columna Política «YO ACUSO»)

En Apatzingán la voz del gobernador no se escucha (Columna Política «YO ACUSO»)

Columna Política «YO ACUSO», Por ARMANDO VARGAS MORA (12-I-2021).-


¿O cuál es más de culpar, aunque
Cualquiera mal haga: la que peca por la
paga o el que paga por pecar?

Sor Juana Inés de la Cruz.+

Apatzingán, Michoacá.- De conformidad con
las encuestadoras más consistentes de México, el gobernador de
Michoacán Silvano Aureoles Conejo, por muchos meses venía
apareciendo como uno de los peores gobernadores evaluados del
país, un mes si y al siguiente también era considerado en los
últimos lugares; sin embargo, a partir de la llegada del terrible virus
del covid-19, de esta pandemia que al final de este mes tal vez
oscilará entre los 150 mil muertes, oficialmente hablando, Aureoles
Conejo ha sido asesorado debidamente y hay que reconocer que las
medidas y el discurso adoptado en este gravísimo problema de
salud pública ha sido atinado, lo anterior le ha valido el
reconocimiento de propios y extraños, lo que le ha servido para
reposicionarse políticamente y, hoy por hoy la prensa nacional
reconoce que es uno de los mejores en cuanto al manejo y medidas
adoptadas para proteger a los habitantes del estado.
Y para avalar lo anteriormente manifestado el gobernador Silvano
Aureoles Conejo, el pasado día 6, hace apenas cuatro días, tuvo a

bien emitir un decreto tendiente a proteger a la población de esta
temible pandemia.

SILVANO AUREOLES CONEJO.- SU DECRETO ES LETRA MUERTA EN APATZINGÁN.

Las medidas emergentes tendrán vigencia por lo pronto hasta el 31
del presente mes de Enero en vista de que quedará sujeto al
criterio y la valoración de las autoridades de salud que, si no se ha
contenido el contagio en esa fecha, el mencionado decreto podrá
prolongarse.
Incluyen las medidas los cierres parciales en actividades no
esenciales los días jueves, viernes y sábados a partir de las 19.00
horas y cierres totales los domingos.
En el mismo decreto se insta para promover medidas sanitarias
tales como quedarse en casa, sana distancia y lavado de manos.
Según el documento, vigilarán su cumplimiento la secretaría de
salud, la secretaría de gobierno, protección civil y las autoridades
de seguridad pública que a su vez se coordinarán con las
autoridades federales y municipales.

JOSÉ LUIS CRUZ LUCATERO.- PECA POR LA PAGA.

Sigue diciendo el multicitado decreto que el incumplimiento de las
medidas será sancionado de acuerdo con la normatividad
administrativa aplicable, que consistirán:
I.-Amonestación con apercibimiento;
II.-Multa de 10 a 30 Unidades de Medida y Actualización (UMAS);
III.-Clausura temporal o definitiva que podrá ser parcial o total; y
IV.-Arresto administrativo hasta por treinta y seis horas.
Hemos analizado el documento, un decreto que a todas luces es
importante y está lleno de buenas intenciones, nos dicen que en la
capital del estado ha sido acatado, pero la verdad no sabemos si
ocurrió lo mismo en otros municipios, porque en Apatzingán este
decreto emitido por el gobernador Silvano Aureoles Conejo ha sido
ignorado olímpicamente. Porque durante estos días pasados del
jueves, viernes y ayer sábado, varios tugurios disfrazados de
restaurantes o cualquier otra denominación, por una cantidad de
dinero pagada al ayuntamiento, permanecieron abiertos hasta altas
horas de la madrugada, y como es de suponer, sin las medidas

sanitarias que se requieren y que son señaladas explícitamente en
el decreto firmado por el gobernador e ignorado por el presidente
municipal José Luis Cruz Lucatero y las otras autoridades que
menciona el documento, incluida la propia secretaría del gobierno
estatal, protección civil y las autoridades sanitarias, simplemente
en Apatzingán el “decretazo” fue letra muerta, la voz del manda
más estatal no se escucha y quedó plenamente demostrado que
para los principales responsables de hacer cumplir la norma “el
infierno está empedrado de buenas intenciones”.

DE ACUERDO A LA NORMATIVIDAD DEBE SER CLAUSURADO.
Lo anterior fue ampliamente difundido en las redes sociales,
vecinos de varios tugurios que se encuentran diseminados en varios
puntos de la población se quejan de este presidentito municipal en
primerísimo lugar, inclusive se señala que, tal vez no le interese
proteger para nada a la población porque a él ya le dio el covid-19 y
por eso mejor se inclina por el dinero que evidentemente recibe, el
vulgar e inmoral famoso “disimulo”, por eso prefiere voltear hacia
otro lado y aquí no pasa nada, pero debe quedar bajo su irrestricta
responsabilidad y conciencia si es que tiene una poca, los repuntes
del contagio y eventualmente un número indeterminado de
fallecimientos, porque es bien sabido que, muchos de esos jóvenes
que asisten a esos lugares a disfrutar de “la mexicana alegría” son
asintomáticos, pero al llegar a sus hogares pueden contagiar a sus

padres o sus abuelos con enfermedades como la diabetes,
hipertensión, obesidad o simplemente por ser mayores de edad y
que, por cuestión lógica se encuentran dentro de los grupos más
vulnerables y son presas fáciles del contagio y las consiguientes
complicaciones.
El cuerpo del decreto señala que el incumplimiento de las medidas
será sancionado de acuerdo a la normatividad administrativa
aplicable, misma que consiste en amonestación con
apercibimiento, multa, clausura temporal o definitiva y arresto
hasta por 36 horas; pues dicen que el juez por su casa empieza y
como en este caso son las propias autoridades, que por avaricia o
complicidades, han sido las primeras en infringir el ahora famoso
“decretazo” del gobernador, entonces es en contra de quien se
debe de proceder; luego entonces el presidente José Luis Cruz y
Lucatero y demás autoridades involucradas deben ser amonestados
a la voz de ya, debe también aplicarse la multa respectiva,
igualmente el palacio tiene que ser clausurado (al igual que los
tugurios) y deben a todos meterlos al bote no por las 36 horas que
dice el decreto sino por el tiempo que el pueblo diga porque es el
mandante de conformidad a lo dicho por el comandante supremo
de las fuerzas armadas, mi general Andrés Manuel López Obrador.
¿O no debería ser así?
ES CUANTO.

Ver también

COVID-19 en México registró un alza de 20,057, el total se ubicó en 1.752,347 personas infectadas

CDMX, 23 de enero del 2021.- El número de casos confirmados de informó este sábado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *