Inicio / Reportajes / En visita a Tabasco, presidente AMLO resalta creación de empleos y rescate del campo con Sembrando Vida

En visita a Tabasco, presidente AMLO resalta creación de empleos y rescate del campo con Sembrando Vida

Teapa, Tabasco, 13 de diciembre del 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador visitó el vivero ‘El Progreso’ en Teapa, Tabasco, para constatar los avances del cultivo de 150 mil hectáreas de árboles frutales y maderables del programa Sembrando Vida.

Acompañado de la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, informó que en esta entidad hay 60 mil sembradores que reciben un pago de 5 mil pesos mensuales, de los cuales ahorran 500 pesos para extender esta iniciativa con esos recursos un año después de que concluya la gestión.

“Solo en Chiapas y Tabasco se están cultivando 350 mil hectáreas de árboles maderables y frutales con empleo permanente para 140 mil campesinos del programa Sembrando Vida”, dijo el mandatario en sus redes sociales al concluir el primer día de la gira que realizará este fin de semana en viveros.

Destacó que en el primer año de gobierno la dispersión de recursos alcanzó los 300 mil millones de pesos a través de programas como Sembrando Vida, ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’, becas y pensiones a los adultos mayores y menores con discapacidad.

Aseguró que nunca le faltarán sus apoyos al pueblo porque ha enviado una iniciativa de ley para que se eleven a rango constitucional. Los montos, dijo, aumentarán con base en la inflación.

El jefe del Ejecutivo resaltó proyectos como el nuevo ‘Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles’ y la refinería Dos Bocas en Paraíso, Tabasco, para impulsar la economía nacional.

Adelantó que pronto comenzará el Tren Maya si así lo decide la gente del sureste.

En la asamblea ejidal a la que asistió el gobernador Adán Augusto López Hernández, el presidente recordó la firma del acuerdo con la iniciativa privada para invertir en proyectos productivos, y la ratificación del T-MEC.

Presidente pide a beneficiarios de Sembrando Vida hacer uso efectivo del programa; supervisa vivero en Chiapas

Amatlán, Chiapas, 13 de diciembre del 2019.- Con el objetivo de supervisar los avances del programa Sembrando Vida, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó el vivero ‘La Ventana’ en Amatán, Chiapas, donde pidió a los beneficiarios aprovechar esta iniciativa y realmente cultivar la tierra.

“¿Qué vengo a decirles? Que aprovechen esta oportunidad para que salgan ustedes adelante y sobre todo se les deje una herencia a los hijos, a los nietos, a los que vienen detrás de nosotros. (…) Nada de que: ‘Yo nada más mi tarjeta, ya me dan mi dinero y a la hamaca’. Compañera, compañero, escucha: en la hamaca no se lucha”, expresó.

El jefe del Ejecutivo destacó que desde el inicio de la administración se han cultivado 500 mil hectáreas de árboles frutales y maderables, lo que generó 200 mil fuentes de empleo permanentes.

Adelantó que el siguiente año “se va a ampliar 500 mil hectáreas más, va a llegar a un millón de hectáreas para 400 mil sembradores, así como muchos de ustedes”.

Explicó que el programa durará todo el sexenio. Los campesinos y ejidatarios reciben 5 mil pesos mensuales, de los cuales, 500 son un ahorro para que al final de la administración ese dinero se utilice para dar continuidad a la iniciativa un año más, es decir, hasta 2025.

El mandatario indicó que el programa permite frenar la migración forzosa, ya que genera oportunidades en las regiones marginadas.

Sostuvo que en Amatán, Chiapas, habrá internet gratuito para instalar 13 mil sucursales del Banco del Bienestar a fin de facilitar la dispersión de recursos de los ‘Programas Integrales de Bienestar’ a los más de 21 millones de beneficiarios del país.

El presidente afirmó que eliminar la corrupción permite destinar recursos en beneficio del pueblo.

Se comprometió con los habitantes de Amatán a atender la demanda de construcción de caminos, replicando el proceso que actualmente se ejecuta en 50 frentes de trabajo en Oaxaca.

Al recorrido asistió el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas y la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores.

De acuerdo con dicha dependencia, en Amatán hay 113 productores de Sembrando Vida, de los cuales 25 son mujeres. Los sembradores tienen a su cargo 11 becarios.

Se han conformado cinco Comunidades de Aprendizaje Campesino (CAC), una de ellas es ‘La Ventana’, integrada por 28 sembradores. Ahí crecen 15 mil 133 plantas de cacao y canela.

En la zona establecieron cuatro biofábricas para elaborar composta y biofertilizantes, así como cinco viveros comunitarios que cuentan con 60 mil 741 plantas en crecimiento.

Versión estenográfica. Sembrando Vida, asamblea ejidal, en Amatán, Chiapas

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Amatán, de este ejido de Reforma y Planada y de comunidades, de pueblos, también de otros municipios, de Chiapas:

Me da mucho gusto estar con ustedes. Vengo a supervisar el programa Sembrando Vida, pero también a informarles sobre otras acciones que está emprendiendo el gobierno en esta nueva etapa, porque estamos llevando a cabo una transformación.

No es un simple cambio de gobierno, es una transformación, y sólo ha habido en la historia tres transformaciones:

La primera fue la Independencia de México, un movimiento que encabezaron dos curas buenos, rebeldes, Hidalgo y Morelos, porque México estaba sometido, era una colonia de España. Así se mantuvo nuestro país, como colonia, 300 años, tres siglos.

Logramos la independencia hace 200 años, o sea, que fue más el tiempo que pasamos dependiendo de España que lo que llevamos como país independiente.

Por eso se llevó a cabo ese movimiento, para que México fuese un país libre, soberano y se lograra la Independencia de México. Y eso se lo debemos a Hidalgo, a Morelos, a los que lucharon para lograr, no sólo la independencia, sino el que se aboliera la esclavitud, porque esos tres siglos de dominación colonial fueron tres siglos de esclavitud.

Hidalgo fue el primero en abolir la esclavitud, proclamó la abolición de la esclavitud. Y Morelos decía que había que moderar la indigencia y la opulencia, es decir, que tenía que haber igualdad.

¿Saben que decía Morelos?

Que se elevara el salario del peón. Decía Morelos: ‘Que se eduque al hijo del campesino igual que al hijo del más rico hacendado’. Decía Morelos hace 200 años: ‘Que haya tribunales que protejan al débil de los abusos que comete el fuerte’. Por eso fue una transformación el movimiento de Independencia.

La segunda transformación fue la que encabezó Benito Juárez, el mejor presidente que ha habido en la historia de México, un indígena zapoteco. Porque él llevó a cabo cambios y los conservadores, como ahora, se oponían a esos cambios; y ya cuando estaban perdidos, los conservadores fueron al extranjero y trajeron a un príncipe para que dominara México, Maximiliano.

Y nos invadió en ese entonces el ejército más poderoso del mundo, el ejército francés, porque querían de nuevo volvernos colonia. Pero Juárez no se rindió, luchó hasta que se logró restaurar la República. La segunda independencia de México, se expulsó a los extranjeros.

La tercera transformación en la historia fue la Revolución de 1910, no hace mucho, hace apenas 110 años.

¿Por qué fue esa transformación?

Porque Porfirio Díaz se convirtió en un dictador, se quedó 34 años como presidente y, lo peor, esclavizó de nuevo al pueblo. En las haciendas habían peones acasillados. Un peón no podía casarse libremente, tenía que pedirle permiso al amo, al hacendado.

Hay una novela de entonces que se llama Perico, que era un peón, y tenía como novia a Casilda y le dice Perico a Casilda: ‘¿Me quieres, Casilda?’ Y le dice Casilda: ‘Quién sabe si quiera el amo’. Así era.

Bueno, con la Revolución se liberó a los peones y se acabó con esa esclavitud. Y hubo programas sociales importantes: Ya no se obliga al trabajador, como en la época de Porfirio Díaz, a laborar 16 horas por 25 centavos; después de la Revolución se estableció que la jornada laboral es de ocho horas y que tiene que haber un salario mínimo, y tiene que haber día de descanso obligatorio, porque con Porfirio Díaz no había día de descanso.

Por eso surgió el movimiento revolucionario encabezado por Francisco I. Madero, Apóstol de la Democracia, y secundado, apoyado por Villa, por Zapata, por dirigentes sociales.

Y un buen presidente, que luego fue el que le hizo justicia a los revolucionarios, a los que fueron a la lucha y no veían claro, ese presidente que empezó a hacer justicia a entregar la tierra a los campesinos, fue el presidente Lázaro Cárdenas del Río.

Entonces, si repasamos la historia, tres transformaciones: Independencia, Reforma y Revolución, y nosotros estamos llevando a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de México.

No es nada más cambio de gobierno, es cambio de régimen, es acabar con la corrupción, que es lo que más ha dañado a México. Por eso el abandono y la pobreza de la mayoría del pueblo, porque unos cuantos se quedaban con lo que era de todo el pueblo. El gobierno estaba convertido en un comité al servicio de una minoría rapaz.

¿Qué le daban al pueblo?

Migajas y eso cuando necesitaban los votos, es cuando repartían despensas, frijol con gorgojo. Eso ya se acabó, ahora le está llegando el apoyo a la gente y en la medida que ahorremos más por no permitir la corrupción, por no permitir los lujos en el gobierno, va a haber más apoyo para el pueblo. Ese es el compromiso que hemos hecho y vamos a cumplir.

Por eso ahora al adulto mayor le está llegando dos mil 550 pesos y va a aumentar, el año que viene se le va a dar lo de la inflación, va a recibir otro poquito más.

Y lo mismo el niño, la niña con discapacidad, su pensión.

Y las becas para los que están en preescolar, primaria, secundaria, los que están estudiando preparatoria, todos, sus becas.

Los que quieran estudiar en la universidad de familias de escasos recursos económicos, sus becas, dos mil 400 pesos mensuales.

Y lo mismo el joven que no tiene empleo y no está estudiando, se contrata en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro para que sean aprendices, ya sea de maestros carpinteros, de maestros mecánicos, de maestros electricistas, en las tiendas, en las pequeñas empresas; que ahí estén, pero que tengan ocupación y se les paga tres mil 600 pesos mensuales.

Lo que queremos es que los jóvenes tengan oportunidad de trabajo y de estudio. No queremos que el joven no tenga ninguna oportunidad y lleguen los de las bandas de delincuentes y se los lleven, los enganchen. Queremos ya que el joven tenga oportunidad de trabajo y de estudio.

¿Saben cuántos jóvenes están trabajando como aprendices?

Novecientos mil en todo el país y vamos a llegar a dos millones 300 mil. No va a quedar un joven sin oportunidad de trabajo. Lo mismo en el caso del estudio.

Y vengo aquí a Amatán, les decía, a ver este programa que es muy importante, Sembrando Vida. Ya se están trabajando un poco más de 500 mil hectáreas.

¿Saben cuántos sembradores están ya en este programa?

Doscientos mil, el año que viene se va a ampliar 500 mil hectáreas más, va a llegar a un millón de hectáreas para 400 mil sembradores, así como muchos de ustedes, 400 mil.

Y vengo a decirles que no es empleo temporal, no es nada más por este año. No, son los cinco años que voy a ser presidente, que van a recibir ese apoyo para cultivar sus parcelas, es un programa para que ustedes aprovechen y que el que tiene su terreno lo pueda cultivar, ya sea el ejidatario o su hijo, el pequeño propietario o su hijo.

Y van a estar recibiendo los cuatro mil 500 pesos mensuales y 500 que van a quedar de ahorro, porque lo que estoy pensando -que he hablado con María Luisa, que es la secretaria del Bienestar- es que ese ahorro sirva para que el programa se pueda sostener un año más, que no termine en el 2024, sino que alcance hasta el 2025, aunque ya no esté yo en la Presidencia, pero ya van a tener sus ahorros y van a seguir, cuando menos un año más.

Ya de esa forma van a poder tener sus ingresos, porque el que trabaja, cultiva la tierra, va a poder salir adelante. Si están sembrando el cacao, en tres años; el cedro lleva más tiempo, pero se le deja a los que vienen detrás de nosotros.

¿Qué vengo a decirles?

Que aprovechen esta oportunidad para que salgan ustedes adelante y sobre todo se les deje una herencia a los hijos, a los nietos, a los que vienen detrás de nosotros. Que nos ayuden todos para que el que esté recibiendo el apoyo trabaje, cultive la tierra, siembre. Porque no es que me canso ganso y ustedes se van a hacer patos. ¿Estamos de acuerdo o no estamos de acuerdo?

Es que… aprovechar. Nada de que: ‘Yo nada más mi tarjeta, ya me dan mi dinero y a la hamaca’. Compañera, compañero, escucha, en la hamaca no se lucha.

Por eso venimos acá, a decirles: Vamos a adelante, tengan confianza. Yo voy a estar ayudando en todo.

Me han pedido lo del camino, vamos a atender la demanda del camino, lo que me están planteando. Ahora que pasamos por la cabecera municipal… Yo se lo voy a encargar a Rutilio Escandón y yo voy a ayudarle para que tenga el presupuesto, pero que él se haga cargo de ver cómo se construye el camino, lo mejor.

Venía yo hablando con él, es lo que estamos haciendo en los pueblos de Oaxaca. Allá las autoridades de usos y costumbres reciben su presupuesto, les damos lo que le corresponde por el camino; y en vez de contratar a una empresa, lo hace la misma gente, porque no es mucha ciencia hacer un camino; y se hace de concreto, no con maquinaría, sino con revolvedora.

¿Y qué pasa?

Como se hacen las calles en la ciudad, de concreto hidráulico; y se da trabajo.

¿Y dónde queda el presupuesto?

En la misma comunidad, en el mismo municipio. Se da empleo y se apoya al comercio, se reactiva la economía.

No que si vienen por un contrato, ahí hacen una obra nada más para que aguante entrega, una cápita de asfalto y con la lluvia vuelve a ser de terracería, a veces ni siquiera contratan a la gente de las comunidades, de los pueblos.

Por eso, si se organizan bien queda aquí el presupuesto y se logran tres propósitos: primero, se hace la obra; segundo, se da trabajo; tercero, se reactiva la economía, se ayuda al comercio aquí en Amatán. Eso es lo que podemos hacer con el camino.

Y lo mismo, me comprometí ya. Va a estar el domingo, pasado mañana, va a estar Juan Ferrer, que es el director del Instituto de Salud para el Bienestar, porque ahí hicieron un hospital, lo dejaron abandonado. Pues vamos a que funcione ese hospital, que haya médicos, que haya enfermeras, que haya medicina.

Y tenemos que resolver las pláticas con María Luisa Albores, que por cierto es paisana de ustedes, bueno, es paisana nuestra, es chiapaneca, es de Ocosingo la secretaria de Bienestar; y el subsecretario de Bienestar, Javier May, también es paisano, es de Comalcalco, Tabasco. Entonces, son los que manejan este programa.

Estamos ahora por resolver, ya vamos a empezar a trabajar, vamos a poner sucursales bancarias, porque estamos dispersando como nunca mucho dinero a las comunidades, en total 300 mil millones de pesos, que es lo que se entrega de todos los programas.

Nada más piensen ustedes que hay ocho millones de adultos mayores en el país y todos están recibiendo su pensión. Este programa, son 130 mil millones de pesos al año.

¿Y qué pasa aquí en el ejido Reforma?

Que para ir a cobrar tienen que ir a Amatán, algunos hasta Teapa, ¿no? Entonces, ¿por qué?, ¿qué?, ¿no hay sucursal de banco en Amatán? Es más no hay siquiera…

INTERVENCIÓN: (Inaudible)

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ya lo sé, ¿qué creen?, ¿que yo vengo en helicóptero, pues?

Ya no hay avión presidencial, ya no hay helicóptero, todo es a ras de tierra. Si vengo en helicóptero, ¿cuándo me voy a dar cuenta de cómo está el camino? Nunca. Y a mí no me afecta viajar así, estoy acostumbrado, llevo años viajando de esa manera, ya estoy aflojado en terracería.

Bueno, tampoco hay conexión para internet. Y estamos hablando de Amatán, de la cabecera municipal, ya ni hablemos de cómo están los ejidos, ni subiéndose a los cerros se tiene la señal. Por eso va a haber en Amatán su sucursal del Banco del Bienestar y va a haber sistema de internet en todo el territorio de Amatán. Ese es el compromiso.

¿Para qué?

Para que el que tenga su tarjeta ya sea adulto mayor, ya sea Sembrando Vida, ya sea el joven que está en el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, un becario, va al banco y ahí saca ya lo que le corresponde, que no tengan que ir hasta Teapa.

Imagínense cuánto se gasta, pierden todo un día, y hay veces que -me lo han dicho- llegan y no hay dinero y perdieron el día. Eso lo vamos a corregir, todo eso se va a resolver.

Tengo para eso ya el compromiso de los ingenieros militares, que me están ayudando, y vamos a construir dos mil 700 sucursales del Banco del Bienestar. Así vamos a empezar, porque queremos llegar a 13 mil, va ser el banco con más infraestructura en todo el país para resolver este problema.

Además, no queremos manejo de dinero en efectivo, porque si es efectivo hay mucha tentación del que lo reparte; o robo, nos han asaltado a pagadores que manejan dinero en efectivo.

Por eso tiene que ser con la tarjeta y de manera directa. Eso también que quede claro. ‘No, es que yo soy de la Organización Campesina Independiente Emiliano Zapata, dame a mí el dinero, yo lo voy a repartir, yo lo voy a entregar a la gente’. No, primo hermano, ya eso se acabó, porque así no llega o llega incompleto, con moche, con piquete de ojo. Es su tarjeta y cada quien saca lo que le corresponde. Por eso se hacen los censos.

Ahora ya están recibiendo beneficios cerca de 21 millones de personas en todo el país. Y tengo la gran satisfacción de decirles que en general de cada 10 hogares de México, llega el apoyo, cuando menos un programa, a la mitad de las casas; de cada 10, cinco están recibiendo su apoyo o el 50 por ciento.

Pero en el caso de las comunidades indígenas, de las comunidades marginadas, de cada 10 están llegando apoyos en nueve casas y pronto va a ser de 10,10, el 100 por ciento para la gente humilde, para la gente pobre. Vamos a llevar a la práctica nuestro criterio de que, por el bien de todos, primero los pobres. Eso es lo que significa este nuevo gobierno.

Me dio mucho gusto estar con ustedes. Me gustaría también estar más tiempo, quedarme a tomarme un pozol con dulce para aguantar, pero si no nos apuramos, no vamos a llegar, todavía tenemos que ir a Teapa a otro acto, también de Sembrando Vida.

Pero ya platicamos, ya conversamos, ya quedamos en que vamos a llevar a cabo la transformación de la vida pública de México, por nosotros y por los que vienen detrás de nosotros: nuestros hijos, nuestros nietos. Que haya felicidad en nuestros pueblos.

Muchas gracias a todas y a todos de corazón. Y amor con amor se paga.

Muchas gracias.

Ver también

Cielo nublado por la tarde con lluvias aisladas en Michoacán este sábado

CDMX, 25 de enero del 2020.- Para hoy sábado, el ingreso de humedad asociado a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *