Inicio / Reportajes / Presidente AMLO suma 53 visitas a hospitales IMSS Bienestar; PEF incluirá incremento presupuestal al sector salud

Presidente AMLO suma 53 visitas a hospitales IMSS Bienestar; PEF incluirá incremento presupuestal al sector salud

Soto la Marina, Tamaulipas, 08 de septiembre del 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador concluyó la gira de trabajo para supervisar los hospitales rurales del IMSS Bienestar en Soto la Marina, Tamaulipas. Con el último recorrido de este fin de semana, ya suman 53 de 80 que tiene planeados por todo el país.

Durante el encuentro con la comunidad informó que mantendrá ese programa y se fortalecerá con recursos adicionales del orden de 40 mil millones de pesos que tendrá el sector salud el próximo año.

El mandatario destacó que este 8 de septiembre, por ley, el gobierno federal entregó al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2020 y dijo que en la conferencia de prensa matutina del lunes, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, informará las características del Presupuesto de Egresos de la Federación 2020.

Con el Gabinete de Salud expuso las cuatro acciones por el mejoramiento del sistema de salud:

  • Medicamentos para todos sin cuadro básico.
  • Médicos, enfermeros y especialistas suficientes.
  • Mejorar, reparar y ampliar las instalaciones. Equipos suficientes para brindar atención a todos los pacientes.
  • Regularización de trabajadores durante el sexenio.

El presidente afirmó que a nueve meses de gobierno “vamos avanzando bien, ya se están llevando a cabo acciones para el bienestar”.

Indicó que continuará las visitas a los pueblos de México y convocando a la unidad.

El Hospital Rural Soto la Marina, la población beneficiaria es de 21 mil 926 personas y atiende como zona de servicios médicos a 115 mil 642 personas.

Versión estenográfica:

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Soto la Marina:

Me da mucho gusto estar de nuevo con ustedes, aquí en Tamaulipas terminando una gira de dos días, visitando los hospitales del IMSS-Bienestar. Vengo a eso principalmente, a decirles que vamos a mantener este programa y lo vamos a fortalecer, el programa IMSS-Bienestar.

Estamos cumpliendo apenas nueve meses de gobierno, vamos avanzando bien, ya se están llevando a cabo acciones para el bienestar, los adultos mayores ya están recibiendo sus pensiones, ya no mil 160 pesos, como era antes, sino dos mil 550 pesos; y es universal, para todos, porque antes no se tomaba en cuenta a jubilados, a pensionados del Issste, del Seguro, ahora es un derecho de todos los adultos mayores.

Y va a ir aumentando de acuerdo con la inflación, van a estar recibiendo siempre este apoyo ocho millones de adultos mayores en el país.

Este programa ya comenzó, lleva buen avance, faltan muy pocos, lleva un porcentaje de más del 90 por ciento de dispersión de los fondos. Nos cuesta un poco de trabajo porque queremos que todo se entregue de manera directa, con tarjeta, no mover efectivo, y también ya no entregar nada a intermediarios, directo al beneficiario. El pueblo es mayor de edad, el pueblo no es tonto; tonto es el que piensa que el pueblo es tonto.

Ya empezó también a entregarse el apoyo a personas con discapacidad, sobre todo niñas, niños pobres, con discapacidad. Vamos a entregar este año un millón de apoyos, se van a beneficiar un millón de niñas, niños pobres, discapacitados. Es una gran satisfacción poder decir que no va a quedar una niña, un niño con discapacidad sin recibir su pensión, igual que los adultos mayores, dos mil 550 pesos bimestrales.

Ya empezamos a entregar las becas, desde preescolar hasta la universidad. Son en total un poco más de 10 millones de becas, con una inversión, que no gasto, de 60 mil millones de pesos. Nunca en la historia de México se había apoyado tanto con becas para la educación básica, becas para los pobres, para los más necesitados.

En el caso del nivel medio superior, lo que antes se conocía como preparatoria, es universal, para todos, se van a entregar estas becas.

En el caso de la universidad, para los pobres, estudiantes, de familias de escasos recursos económicos, dos mil 400 pesos mensuales.

Y los que no estudian y no tienen empleo -que antes nada más se les llamaba ninis de manera despectiva, que ni estudian ni trabajan, pero nunca se hizo nada por ellos- ahora están ya trabajando muchos como aprendices. Y ese programa se va a ampliar, ahora son 900 mil jóvenes los que están trabajando de aprendices, están en talleres, en empresas, en comercios, y se están capacitando y se les está pagando un sueldo de tres mil 600 pesos mensuales; y vamos a llegar a dos millones 300 mil jóvenes.

Les decía, es garantizar a todos los jóvenes el derecho al estudio y el derecho al trabajo. Nunca más darles la espalda a los jóvenes. Esta crisis que estamos todavía padeciendo de inseguridad y de violencia se originó porque se abandonó al pueblo y de manera particular se abandonó a los jóvenes.

Las cárceles están llenas de jóvenes, los que pierden la vida son jóvenes. Acaba de haber un crimen horrendo en Coatzacoalcos y el que roció, uno de ellos de los que roció la gasolina para quemar ese bar, un joven, 15 años de edad.

Entonces, tenemos que atender a los jóvenes. Si tienen manera de estudiar, si tienen trabajo, los estamos jalando, los estamos abrazando para que se vengan con nosotros y no caigan en la tentación de tomar el camino de las conductas antisociales.

Hay algunos que no les gusta. Dicen: ¿Para qué se les da dinero a los ninis?, es mejor que haya policías, que haya soldados, que haya marinos’. No, ya se probó que esa estrategia no funciona, no se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar al mal con el mal, al mal se enfrenta haciendo el bien. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

El pueblo no es malo por naturaleza, son las circunstancias las que llevan a muchos a tomar ese camino equivocado de la violencia, por eso tenemos que atender las causas que originan la inseguridad y la violencia. Es un cambio -como ahora se le llama- de paradigma. No vamos nosotros a pegarle -como le hicieron- un garrotazo a lo tonto al avispero y convertir al país en un cementerio. No, no es así.

Y nos está costando porque estaba muy mal la situación económica, social, muy mal, porque no sólo no había crecimiento económico, no había empleo, no sólo se abandonó el campo, no sólo se dio el mal ejemplo de la corrupción, sino también hubo muchos problemas en todo este periodo que nosotros llamamos neoliberal, muchos problemas de desintegración familiar y muchos jóvenes crecieron sin tutela.

La familia es fundamental en nuestro país. En otros países es distinto, no tienen la misma cultura que tenemos nosotros en México. Nosotros, porque somos herederos de grandes civilizaciones, contamos con una cultura que nos da mucha fortaleza, entre otras cosas tenemos esa costumbre de que nos apoyamos familiarmente; en otros países -con todo respeto- van creciendo los hijos y ya los padres quieren que ahuequen el ala, que se vayan de la casa.

¿Qué pasa con nosotros?

No queremos que se vayan los hijos, por eso hasta abusan y no se van de la casa, tardan hasta más de la cuenta, así somos. Le va mal a un miembro de la familia, acuden en su apoyo otros, ¿no es así?

¿Cuál es la principal institución de seguridad social que hay? ¿El IMSS, el Issste o la familia?

Entonces, vamos a fortalecer esos valores para que podamos enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia, vamos a exaltar esos valores que tenemos. Nuestras familias, también la honestidad es muy importante, el pueblo de México es un pueblo honesto y es un pueblo trabajador. Nos han hecho creer, bueno, hace poco se atrevieron a decir que la corrupción era parte de la cultura de nuestro pueblo, no se midieron, no, la corrupción se da de arriba para abajo, no de abajo hacia arriba.

Y vamos a poner por delante la honestidad como forma de vida, como forma de gobierno. Por eso todos estos programas sociales.

Vamos también a apoyar al campo que les llegue la ayuda a los campesinos, sean ejidatarios, sean pequeños propietarios, lo que era el Procampo ya es Producción para el Bienestar. Y va a llegar, ya se está distribuyendo ese recurso; y lo estamos evaluando, por lo mismo, porque queremos que llegue. No es que se entregó a una organización campesina el apoyo y no le llegó a la gente. No va a ser así ya. Nada de que: ‘Dame y yo voy a repartirlo’. No, primo hermano, eso ya se acabó, porque así no llega.

¿Saben qué hacían?

Recibían el dinero las organizaciones, compraban despensas, entregaban, cuando mucho, despensas, frijol con gorgojo. Sí se acuerdan ¿verdad? Bueno, pues eso ya se cancela.

Ya ahora va a ser hasta delito grave el fraude electoral, el que compra voto, el que trafica con la necesidad de la gente al tambo, sin derecho a fianza. 

Aquí también aprovecho para informarles, porque esto no se sabía -y no sólo aquí en Soto la Marina, no se sabía en Tamaulipas, ni en ninguna parte de México- ¿ustedes saben que no era delito grave en México la corrupción?

Cuando Salinas, 1994, reformó el Código Penal para que no fuera delito grave la corrupción, o sea, que el que robaba podía salir bajo fianza; ahora ya -fue de las primeras reformas que hicimos- ya es delito grave la corrupción, el que roba va para adentro sin derecho a fianza.

Por eso los apoyos van a llegar de manera directa a campesinos; y vamos a apoyar a los productores, porque el propósito es lograr la autosuficiencia alimentaria y en todo.

Todo este modelo fracasado, ¿a qué nos llevó?

Nos convertimos en dependientes. Tenemos petróleo, pero compramos la gasolina, vendemos petróleo crudo y compramos gasolina. Es como si vendiéramos naranja y compráramos jugo de naranja.

¿Saben cuánto consumimos de gasolina?

Ochocientos mil barriles diarios.

¿Cuántos producimos?

Doscientos mil. Compramos 600 mil barriles diarios.

Ahora que enfrentamos lo del huachicol, no dijimos nada, pero lo más complicado era garantizar el abasto de gasolina que se compra en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, compramos el 95 por ciento de esos 600 mil barriles diarios.

Imagínense si estuviesen mal las relaciones con el gobierno de Estados Unidos y deciden bloquear la venta de gasolinas, ¿cuánto tiempo duramos sin gasolina? Por eso fue muy irresponsable lo que hicieron, 40 años no construyeron una nueva refinería, ahora estamos rehabilitando las seis refinerías y estamos construyendo una nueva refinería en Paraíso, en Dos Bocas, Tabasco, y vamos a dejar de comprar la gasolina en el extranjero, vamos a ser autosuficientes.

Y lo mismo los alimentos. ¿No les parece una aberración, un absurdo? De México es originario el maíz, esa planta bendita que se da en todos lados, en las costas, en los valles, en la sierra, con frío, con calor, bueno, es originario de México el maíz y ahora resulta que somos el país del mundo que más maíz compra al extranjero. Eso fue lo que nos dejaron estos corruptos.

Lo mismo en el caso de la industria eléctrica. Hace 20 años la Comisión Federal de Electricidad producía toda la energía eléctrica que consumimos, ahora la Comisión Federal de Electricidad sólo genera la mitad de la energía eléctrica, tenemos que comprar el 50 por ciento de la energía eléctrica a empresas extranjeras a precios elevadísimos. Entonces, tenemos que buscar ser autosuficientes.

No es cerrarnos, sino tener lo fundamental para garantizar nuestra soberanía y seguir siendo un país libre, independiente, no una colonia, no un protectorado de ningún gobierno extranjero.

Ya van cambiando las cosas, se están dando estos apoyos porque no se permite la corrupción y también porque no hay lujos en el gobierno, ya se cortó el copete de privilegios que había en el gobierno.

¿Saben cuánto ganaba un alto funcionario del gobierno federal, por ejemplo, el director del Infonavit?

Setecientos mil pesos mensuales.

Ya eso se acabó, ya ahora nadie puede ganar más que lo que recibe el presidente de la República, yo me bajé el sueldo a menos de la mitad de lo que ganaba Peña Nieto, sin compensaciones, y de ahí para abajo.

¿Por qué estamos bajando el sueldo de los de arriba?

Porque vamos a aumentar el sueldo de los de abajo. Hay quienes dicen: ‘No se ve nada’. Les voy a poner un ejemplo nada más.

Tardaron 36 años con la política económica llamada neoliberal, que no es más que neoporfirista, esto ya se había aplicado en México en la época de Porfirio Díaz. Bueno, 36 años sin aumentos al salario, en 36 años el salario mínimo perdió como el 70 por ciento de su poder de compra.

Se los explico, es sencillo: Hace 30 años un salario mínimo alcanzaba para comprar 55 kilos de tortilla y ahora un salario mínimo, aún con este aumento que se dio, alcanza para comprar seis kilos de tortilla. Así está la situación.

El salario mínimo en México es más bajo que en Guatemala, que en Honduras, que en El Salvador y desde luego más bajo que en China.

Cuando empezó el auge en China decían: ‘Es que ellos tienen como ventaja comparativa sus bajos salarios’, pues ahora resulta que son mejores los salarios en China que en México.

Por primera vez se aumentó el salario en estos 36 años, se aumentó en 16 por ciento, por primera vez, y en la frontera al doble el salario mínimo.

Esto nos generó algunos problemas en Matamoros, porque se buscaba que se pagaran salarios demasiados elevados, desde luego que no se pueden comparar los salarios de México con Estados Unidos, allá son 10 veces superiores los salarios que lo que gana un trabajador en México.

Estamos conscientes de eso, pero tampoco podemos aumentar el salario por decreto y de la noche a la mañana, tenemos que ir recuperando poco a poco el poder adquisitivo del salario porque también necesitamos cuidar a las empresas que son fuentes de trabajo. Pero fue un logro el que haya aumentado 16 por ciento a nivel nacional el salario mínimo.

Aquí está el director del Seguro Social, en el último informe de los trabajadores que se inscriben al Seguro Social, por primera vez este año son los salarios más altos a nivel nacional con esta nueva política en promedio.

Entonces, vamos avanzando, vamos a apoyar mucho a Tamaulipas. Este es un estado extraordinario, es una República, Tamaulipas. Tiene de todo.

INTERVENCIÓN: ¡Licenciado, licenciado estamos aquí para que seamos apoyados por…!

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ahora lo vamos a ver.

INTERVENCIÓN: ¡Nos ha apoyado mucho el gobernador!

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Un aplauso para el gobernador.

Ya, ya, bájenle porque ya parecen ustedes mis paisanos, se calientan mucho. Ya, ya, ya, déjenme que yo termine.

Bueno, de una vez. Aprovecho para decirles que estamos trabajando de manera coordinada con el gobernador de Tamaulipas, ya. Y miren, yo les convoco a la unidad, vamos a trabajar juntos, la patria es primero. No ganamos nada con pelearnos, vamos a trabajar juntos.

Les decía yo, en el caso de Tamaulipas tiene mucho potencial este estado, se está avanzando en algo que es fundamental, el garantizar que haya seguridad, que haya paz.

Y se ha avanzado. No estoy diciendo que no hay problema, claro que hay, pero estaba peor, o sea, estaba muy difícil, ustedes lo saben. Entonces, ha ido bajando, se ha ido serenando la situación social, hay menos inseguridad, ahora tenemos más problemas allá en la frontera, Nuevo Laredo, hay un grupo ahí que está muy beligerante y los estamos llamando a que le bajen y que ya todos nos portemos bien. Ya al carajo la delincuencia, fuchi, guácala. Es como la corrupción, fuchi, guácala.

¿Qué se decía antes o se hacía creer?

Que estar en una banda, en un grupo delincuencial, era de mucho prestigio, hasta tiraban aceite, presumían en las series de televisión.

¿Qué panorama pintaban?

Pues una situación totalmente irreal, pura fantasía de residencias, de autos último modelo, de ropa de marca usaban los delincuentes, muchachas, muchachos guapos, mucho poder, sometían a las autoridades.

Bueno, pues eso es totalmente irreal, pero además eso sólo produce sufrimiento para los que se dedican a esas actividades, a los jóvenes, a sus familias, ayer lo decía yo, a las mamás, que sufre tanto, porque quieren tanto a sus hijos; entonces, ya chole con eso, ya.

Ahora vamos a que los jóvenes, como ya lo dije, tengan trabajo, tengan posibilidad de estudiar, fortalecer los valores culturales, morales, espirituales, hacer realidad el que se entienda que sólo siendo buenos podemos ser felices, que la felicidad no es acumular bienes materiales, no es acumular dinero, fama; la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra consciencia y estar bien con el prójimo, esa es la verdadera felicidad. Lo otro es felicidad pasajera, efímera, transitoria, lujo barato, eso no conduce a nada bueno.

Por eso vamos a tener campañas, así como existe aquí en el hospital el grupo CARA para jóvenes, así en todo el país, y campañas en radio, en televisión intensas, para orientar a los jóvenes y hacerles ver la otra cara de la moneda. Todas esas drogas químicas, el ‘cristal’ y otras drogas destructivas, tienen sustancias que son veneno, bueno usan hasta raticidas para hacerlas, en un año apagan, se le acaba la vida a un joven, y de eso no se informa. Ahora vamos a difundir todo eso, que se conozca y a orientar a los jóvenes.

Entonces, vamos a trabajar mucho en este sentido. Y yo celebro que aquí en Tamaulipas esté bajando la incidencia delictiva, esto es muy bueno para todos, para todos.

Y vamos a apoyar mucho la educación. Decirles a los maestros ya estamos cumpliendo, dijimos que se iba a cancelar la mal llamada reforma educativa y ya se canceló la reforma educativa. Y miren, no ha pasado nada, nada, que eso lo crearon nada más por cuestiones políticas, por cuestiones ideológicas, porque en sentido estricto ni siquiera era una reforma educativa; no era para mejorar la calidad de la enseñanza, era para someter al magisterio. Humillaron a los maestros como nunca se había hecho en la historia del país. Eso nunca jamás va a volver a suceder, vamos a respetar a nuestras maestras, a nuestros maestros.

Echaron a andar toda una campaña de desprestigio a los maestros, hasta pagaban publicidad para echarle la culpa a los maestros de que estaba mal la educación por culpa de ellos.

¿Saben que es hasta paradójico?

Lo que está más mal, para no decir que lo otro está bien, lo que está todavía peor es el sistema de salud. No se habló de eso, porque como lo otro era un asunto político-ideológico y tenía que ver con la agenda que dictaban desde el extranjero, las llamadas reformas estructurales, Reforma Energética, Reforma Fiscal, Reforma Laboral, Reforma Educativa, se olvidó la salud y está peor el sistema de salud que el sistema educativo.

Los maestros van y dan las clases, igual como se presentan los médicos, las enfermeras a las unidades médicas, a los centros de salud, pero si no llega un maestro a una comunidad, a un ejido a dar clase, pues lo suple otro o se van los niños a sus casas, ahí están con las abuelitas, con los abuelitos, ahí se entretienen y no pasa mucho, desde luego no quiere decir que eso esté bien, pero no pasa a mayores.

Pero ¿qué sucede si viene aquí un infartado y no tienen la medicina para prepararlo y que aguante a llegar a Ciudad Victoria? Pues hasta ahí llegó, ya no va a vivir para contarlo o si no tienen ambulancia.

INTERVENCIÓN: ¡No tenemos carreteras!

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Los caminos. Ahora por eso voy a estar viniendo a Tamaulipas, porque ahora que estuve en San Carlos…

Les comento. Esto lo tenemos que ir cambiando, porque no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana, es un proceso, además tiene que ver con un cambio de mentalidad, cuando cambia la mentalidad del pueblo cambia todo, pero es lo más difícil de lograr.

Por ejemplo, esta fue una campaña exitosa, lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, en eso se avanzó, se avanzó mucho en los últimos tiempos.

Yo soy de un pueblo y en mi pueblo salíamos al campo con el tirador o con la resortera y allá en mi pueblo en Semana Santa se comía la tortuga, todas las clases de quelonios, uno chiquitito que se llama pochitoque, otra más grande que se llama mojina, esa no se comía porque esa lloraba, pero hay una más grande que se llama hicotea, esa sí; luego la tortuga de agua, luego una más grande, guao, viene de la prehistoria, y otra todavía más grande, que se llama guaraguao. Entonces, todas esas se comían.  Ahora ya no ¿y por qué?, entre otras cosas.

Nuestra generación fue formada de otra manera, pero nuestros hijos ya tienen una mentalidad distinta. Por ejemplo, los que fuman ya tienen problema para fumar dentro de la casa, con los hijos.

Entonces, tenemos que ir cambiando la mentalidad, porque esas son las revoluciones verdaderas.

Hay veces que hay enfrentamientos armados y la gente sigue pensando igual. Las revoluciones de las consciencias son las más profundas, son las más importantes y eso es lo que tenemos que llevar a cabo.

Les decía que hoy que voy a San Carlos y me encuentro toda la carretera recién bacheada. ¿Saben ustedes?, eso se va a ir resolviendo poco a poco, aquí en el hospital, aquí el director me mostró y con toda honestidad me dijo cómo estaban las cosas, lo de la ambulancia, todo esto que él planteó, y además no lo pintaron el hospital, nada más lo limpiaron; pero voy a seguir viniendo por eso, que si no vengo ni siquiera tapan los baches. Son procesos que tenemos que llevar a la práctica entre todos.

Entonces, ya en el caso de la educación les dije vamos a apoyar a los maestros, se va a mejorar la calidad de la enseñanza.

Y ahora sí, ya termino, ya entro en materia, ya terminé mi introducción, mi prólogo, ahora vamos a hablar de salud. ¿O ya hasta ahí lo dejamos?, están acostumbrados al calor ¿verdad?, yo también.

Miren, vengo porque vamos a apoyar el programa de salud, del programa IMSS-Bienestar. Lo conozco muy bien este programa, nació hace 40 años, 1979, en ese entonces yo era director del Instituto Nacional Indigenista en mi estado natal, en Tabasco, y era yo delegado de Coplamar, y fue cuando comenzó este programa creando las unidades médicas rurales y luego los hospitales.

Ha cambiado de nombre: fue IMSS-Coplamar, luego IMSS-Solidaridad, IMSS-Progresa, IMSS-Oportunidades, IMSS-Prospera y ahora IMSS-Bienestar. Lo importante es consolidar este servicio, que tenga todos los médicos, los especialistas, que tengan los medicamentos, que tenga la ambulancia que necesita, una, dos; y el equipo necesario.

Son cuatro acciones:

Primero, que no falten los medicamentos en unidad médica.

INTERVENCIÓN: ¡Pero si no tenemos carreteras…!

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, van a mejorarse las carreteras, también.

Vamos a que no falten los medicamentos en unidades médicas, centros de salud, en los hospitales.

Y nada de cuadro básico, todas las medicinas que se requieran. Porque miren, es un esquema que puede tener alguna justificación técnica de acuerdo al nivel de atención médica, pero en una unidad médica rural son 120 claves, 120 medicamentos; aquí en el hospital, 300; en un hospital del régimen ordinario del Seguro, 600; en un hospital de tercer nivel, ya de especialidad hasta mil, mil 200 claves.

¿Cómo es eso?, ¿Por qué no se tienen todos los medicamentos?

Vamos a procurar que no falten los medicamentos y que se entreguen de manera gratuita. Va a haber atención médica y medicamentos gratuitos, se va a garantizar lo que ya está en la Constitución en el artículo cuarto, el derecho del pueblo a la salud. Por eso estoy aquí.

¿Por qué estoy haciendo las giras visitando los hospitales?

Porque es lo que más me está costando trabajo, en general al equipo. Lo demás, no es para presumir, pero ahí va. La economía, el bienestar, el combate a la corrupción, el combate al derroche, a los lujos, eso no me preocupa, eso está bajo control.

Me preocupa la cuestión de la salud, porque estaba muy complejo el problema, muy abandonado todo el sistema de salud.

Y lo otro, desde luego, es la inseguridad y la violencia, pero eso lo atiendo todos los días, porque desde las seis de la mañana de lunes a viernes tengo reunión con el gabinete de seguridad, tengo a mi lado al secretario de la Defensa, al secretario de Marina, al secretario de Seguridad Pública, a la secretaria de Gobernación y todos los días a las seis de la mañana recibo personalmente el parte de lo sucedido en el país, todo el reporte en materia de seguridad. Estoy diario en eso.

Y lo otro, en prioridades de las preocupaciones que tengo, es esta: el garantizar el derecho a la salud.

Entonces, primero, que no falten las medicinas.

Segundo, que no falten médicos, enfermeras, especialistas, esto que está sucediendo aquí, pasa en otros hospitales, que no hay pediatra. Así están otros hospitales.

Me llevaría más tiempo explicar que estas vacantes tienen que ver también con el hecho de que con la política privatizadora en materia de educación, los rechazos en las universidades, los que querían estudiar medicina los rechazaban con la mentira de que no pasaban el examen de admisión, cuando eso no es cierto, no había presupuesto, no había espacio; y si querían entrar 500, dejaban ingresar a 50.

¿Qué pasó después de 36 años?

Ahora tenemos menos médicos y menos especialistas de los que necesitamos en el país; o sea, fue también en ese campo, en ese terreno, un retroceso. Nosotros tenemos que resolverlo y que tengamos todos los médicos que se necesitan.

Y tenemos el problema de que no quieren muchos médicos venir a Soto la Marina, no quieren a San Carlos, no quieren ir a Tula, no quieren ir a Hidalgo, quieren estar en Ciudad Victoria, quieren estar en Tampico, quieren estar en la Ciudad de México, bueno, el que quiera estar allá está en su derecho, pero el que venga acá, a Soto la Marina, el pediatra que venga acá va a ganar más que el que esté en Tampico o el que esté en Ciudad Victoria. Estamos resolviendo eso, va a haber un tabulador especial con este propósito.

Entonces, medicinas, médicos. Para que no falten las medicinas aquí me está acompañando el doctor Alejandro Calderón Alipi, que está aquí conmigo, viene a eso; para que no falten enfermeras, médicos, el doctor Alejandro Svarch Pérez, que está aquí con nosotros.

Lo tercero es la infraestructura, que estén bien los centros de salud, las unidades médicas, los hospitales. Para eso me acompaña el arquitecto Carlos Sánchez Meneses, que está aquí con nosotros.

Y la otra acción que es la cuarta, es la basificación de todos los trabajadores de la salud. Vamos a regularizar la situación de los trabajadores de la salud, hay más de 80 mil trabajadores de la salud en el país que están contratados como eventuales y no tienen base. Vamos a empezar con la regularización de todos los trabajadores de la salud.

Son las cuatro acciones que vamos a llevar a cabo.

Va a aumentar el presupuesto de salud pública en 40 mil millones de pesos. Mañana se va a entregar… hoy mismo, es hoy día 8, por ley se tiene que entregar el presupuesto del año próximo a la Cámara de Diputados que es en este caso la cámara que tiene la facultad de autorizar el presupuesto para el año próximo.

Hoy por la tarde-noche se entrega ya el presupuesto del año próximo y mañana por la mañana va a informar el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, sobre las características de este nuevo presupuesto, pero adelanto, van a ser 40 mil millones de pesos adicionales para el sector salud, porque vamos a reforzar la salud pública.

Yo voy a estar viniendo, voy a estar recorriendo el país como siempre, voy a estar aquí en Soto la Marina y en otros municipios de esta región del estado de Tamaulipas.

No voy a quedarme todo el tiempo en la capital, voy a estar visitando los pueblos como siempre, porque necesito el apoyo de ustedes. Ya quedamos, es gobierno del pueblo para el pueblo y con el pueblo.

Como ustedes comprenderán, nos dejaron un elefante echado, reumático y mañoso, que lo estamos parando y lo estamos empujando para que empiece a caminar, pero es un cuerpo de avance lento, porque no estaba hecho el gobierno para servir al pueblo; el gobierno estaba considerado, estaba hecho para facilitar el saqueo, era un gobierno para servir a una minoría, era un comité al servicio de una minoría rapaz. Entonces, no se utilizaba el gobierno para servir.

Entonces, ahora estamos llevando a cabo esta transformación y que el gobierno le sirva al pueblo, que no haya corrupción y, repito, que no haya lujos en el gobierno. Estos sueldos que hablaba de 700 mil pesos ya no existen, pero tampoco hay avión presidencial, ni helicópteros, ya todo eso se está vendiendo. Ya el avión presidencial de lujo que compraron está en California en venta, un avión que no lo tiene Donald Trump, estoy desde Tamaulipas convocándolo para que se anime y lo compre, se lo vendemos.

¿Saben que es un avión para 280 pasajeros?, de este ancho por 70 de largo, con alcoba, con oficinas, para ir a Europa en 10 horas sin recarga de combustible. No hay forma de que llegue aquí a Tamaulipas, no podría bajar en la pista de Victoria, nada.

Y les digo, ya todo eso se terminó, ya no puede haber gobierno rico con pueblo pobre. Y unidad, nada de pleito y, repito, estamos trabajando de manera coordinada con el gobernador de Tamaulipas.

¿O quieren seguir peleando?

A ver, a ver, a ver, que levanten la mano los que quieran seguir peleando.

Que levanten la mano los que quieran la unidad de todo el pueblo.

¡Eso es todo!

¡Que viva Soto la Marina!

¡Que viva Tamaulipas!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Ver también

Entrega Gobernador a habitantes de Irimbo planta tratadora de aguas residuales

Irimbo, Mich., 13 de diciembre de 2019.- Con la finalidad de contribuir al mejoramiento de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *