Inicio / Noticias / Sociedad / Sesos (Columna Política «La Ferias»)

Sesos (Columna Política «La Ferias»)

Columna Política «La Ferias», Sr. López (14-III-19).- El progenitor de su texto servidor, era más serio que un citatorio judicial, que una factura vencida. Con una cultura enciclopédica, si le daba la gana, era un muy ameno y buen conversador, de esa gente que dan ganas de oír, pero si había alguien que no le cayera bien, era capaz de estarse callado toda una boda. Mudo. Impávido. Como de cera. En cierta ocasión su cónyuge y contraparte, le propuso un viaje a Veracruz “con la familia” (de ella se entendía, porque la dulce dama, cuando se refería a la familia de él, decía: -“Tu gente” –con un dejo perceptible de disgusto de origen desconocido a la fecha). Él pregunto quiénes iban al viaje, ella le dijo, él se negó en redondo: -Si quieres ve tú con los niños, pero yo no trato con sabandijas –y este menda, tuvo que buscar en el diccionario la palabra nunca antes oída. Encontrada que fue la palabra y sabido que fue su significado, la cosa era saber quién era la sabandija del caso, pero no lo preguntó, pues eran tiempos en que una infantil pregunta imprudente ameritaba coscorrón, mínimo.

A confesión de parte, relevo de prueba, decían antes los abogados (ahora la confesión sirve para adornar mamparas de baño, quien sabe si sea mejor, cosas del Derecho y la impartición de justicia); pero en política, disciplina en la que la presunción de inocencia no opera, sino todo lo contrario, la confesión vale más que un lingote de oro.

Ayer, la señora que preside el partido Morena, Citlali del Carmen Ibáñez Camacho (a) Yeidckol Polevnsky Gurwitz, (b) Yeidckol Malka Polevnsky Gurwitz (para que no se confunda y sepa de quien hablamos, la señora cuyas hermanas se llaman Xóchitl, Yolótl y Tonantzin), ya estamos, esa señora declaró durante el lucidor evento de presentación de la Campaña Nacional Mujeres y Paz (fundamental como bien sabe usted para las mujeres y la paz… ¡cómo no se le ocurrió antes a nadie!), declaró, repito, lo siguiente:

-“(…) son muchas las sabandijas que se nos han infiltrado, son muchos los que están echando el ojo al partido de una manera mezquina y perversa… están desatados, también porque ven el poder y muchos se dedican a vender candidaturas”. ¡Chan, chan!

Sabandija significa según reza el diccionario de nuestra lengua: 1. Reptil pequeño o insecto, especialmente de los perjudiciales y molestos. 2. Persona despreciable. 3. Persona inquieta y molesta.

Podemos suponer sin ganas de mal interpretar a la señora Ibáñez Camacho, que no se refiere a que haya una plaga de culebras o insectos en Morena (que Arpagón se lo resolvería en un tris, se lo recomiendo si fuera el caso), por lo que puede uno imaginar que alude a personas despreciables, inquietas, molestas.

Lo inquieto no se cura pero es intrascendente; que molesten es lo de menos (le molestarían a ella); pero si la señora de las tres identidades, dos edades y tres abuelos (según Reforma del viernes18 de febrero de 2005, medio que afirma tener en su poder los documentos… vaya usted a saber, quién es uno para desempolvar viejos lodos), si esta señora con cargo político de tanta importancia en México, siendo como es el partido abrumadoramente mayoritario, afirma que en esa organización se han infiltrado muchas sabandijas y que encima de su condición de despreciables, venden candidaturas a cargos de elección, entonces la cosa es seria. Y sería seria, si la de la voz fuera igual, seria. No es el caso, no se apure. En ese partido manda otro… usted sabe quién, el mundo sabe quién.

Sin embargo, atinó. Sí hay sabandijas, granujas, gusarapos, viles, rufianes, golfos y alimañas varias… igual que en todos los partidos políticos de todo el planeta que habitamos, desde que existieron los primeros partidos políticos de la historia universal (los “optimates” -los aristócratas de entonces-, y los “populares” -los pelados de la época-, en el Senado romano, allá en tiempos antes de Cristo, la cosa no es novedosa, vaya usted a creer).

Hay sabandijas en cualquier organización humana, pregunte en los Boy Scouts (y sus miles de casos de pederastia que los tienen al borde de la quiebra), o pregúntele al Papa. Donde hay personas, hay sabandijas… y gente cabal, por supuesto y esta es la más numerosa y por lo mismo, la que no llama la atención.

Si en Morena hay sabandijas o no, viene siendo tan natural como que en una fiesta haya un borracho… no es una fiesta de beodos, es que nunca falta el tío que se pone alegre. No da para susto.

Lo que llama la atención de uno, simple tenochca de a pie, integrante del peladaje estándar, es que la cabeza de una organización en vez de promover la mejor imagen posible de su partido, ande papaloteando que hay sabandijas. Bueno, pues muy su modo y sus opositores le quedan muy agradecidos.

Y si se va a poner de moda ser claridoso, mejor lo piensan dos veces, pues algunos asesores de nuestro Presidente de la república (algunos, no todos ni muchos), son sabandijas de calidad exportación, traídos de otros países a revolver nuestros asuntos… y eso aparte de ser contra la ley, está de pensarse, dadas sus conocidas ligas con el chavismo venezolano, que ya ve usted qué buenos resultados está dando allá en la hermana república (ya ni se usa eso de la hermandad latinoamericana, siempre falsa, simple babeo simpático y mentiroso).

Sin ponerse a dar consejos, se anticipa a doña Polevnsky que mientras ella lucha dentro de su propio partido contra sabandijas y similares, otros, con más colmillo y con ideas definidas y firmes, se organizan para dar la batalla electoral desde trincheras nuevas… y no son primerizos, sí saben navegar en aguas turbulentas y son muchísimos, bien articulados y con más experiencia que Chabelo en la tele… y eso se dice fácil.

En política nada es para siempre. Si duda, nomás piense que el prudente electorado nacional ha pasado su voto del PRI, al PAN, al PRI, ahora a Morena y luego, no se asombre nadie, los maestros del país pueden tomar el país en sus manos, son la más grande organización nacional sí organizada, con y sin sabandijas, pero muy en su sitio los sesos.

Ver también

Rinde protesta Jesús Sierra Arias como Magistrado del TJA

ñ Morelia, Mich., 17 de julio de 2019.- Ante el Pleno de la LXXIV Legislatura, rindió …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *