Print Friendly

Palabras del mandatario estatal de Michoacán en Apatzingán, Mich, 19 de febrero del 2019.- 

Muchas gracias, muy buenos días. Saludo con respeto y reconocimiento al general Enrique Martínez López, comandante de la 43 Zona Militar, gracias por la invitación señor general.

 

Saludo también al señor presidente municipal de Apatzingán, José Luis Cruz Lucatero, muchas gracias; al señor procurador de justicia del estado, al señor secretario de seguridad pública, al general González, jefe del Estado Mayor de esta Zona Militar.

 

A todas y a todos con mucho respeto les saludo y felicidades a todas y a todos los integrantes de esta noble institución, de nuestro Ejército Mexicano.

 

Saludo también a los integrantes del Cabildo, del Ayuntamiento de este municipio de Apatzingán.

 

La riqueza histórica de Michoacán tiene una profunda raíz en el legado que nos dejaron los grandes generales que ha visto nacer este querido estado. Aquí, en la ciudad histórica, casa de la Constitución de 1814, el generalísimo José María Morelos y Pavón, no sólo plasmó su ideario político, económico y social en la primera Constitución de México, también dejó impresa su amplia visión de estadista y militar, reconociendo y formalizando en aquel documento histórico, la labor de las Fuerzas Armadas.

 

De notable relevancia también fue el general michoacano Gildardo Magaña, quien tras la muerte del general Emiliano Zapata, encabezó las fuerzas del Ejército Libertador del Sur, y las une con las tropas de Venustiano Carranza, que más tarde formarían el Ejército Constitucionalista.

 

Fundamental y destacado el papel del general Lázaro Cárdenas, que aportó a la construcción del Ejército como una de las instituciones más valoradas y con el más alto de los prestigios del país.

 

Por ello, la celebración que hacemos en Michoacán a nuestro Ejército Mexicano, es un homenaje a la grandeza de nuestra historia y a la construcción de la República.

 

Les ruego un aplauso caluroso para nuestro Ejército Mexicano.

 

Estimadas amigas y amigos:

 

Nuestro Ejército Mexicano ha dado sobrada muestra de servicio, de patriotismo y de lealtad en los momentos más complejos de la vida de nuestro país y por supuesto también de nuestro estado.

 

Hace apenas unos años, Michoacán atravesaba una situación difícil, que provocaba debilidad institucional y era cobardemente aprovechada por quienes lucran con la violencia y el crimen.

 

Michoacán se ubicaba en los primeros lugares a nivel nacional en los índices de violencia, y el Estado de Derecho parecía desvanecerse y con ello la proliferación de grupos civiles armados. Comunidades enteras y municipios se mantenían en permanente ingobernabilidad debido a la inseguridad.

 

A años de ello, Michoacán ha recuperado paulatinamente la estabilidad y las condiciones necesarias para el desarrollo pleno.

 

Hoy estamos lejos de lo que fueron esos días complejos para nuestro estado, pero esto fue gracias a que somos muchos más los que anhelamos un estado de armonía y tranquilidad, pero esto sería imposible pensarlo si no fuera porque nuestro Ejército Mexicano se jugó la vida por Michoacán.

 

Gracias al compromiso y al arrojo de generales, mayores, tenientes, coroneles, capitanes, hombres y mujeres del Ejército Mexicano, hoy Michoacán está de pie. Gracias por todo ello.

 

Señores generales integrantes del Ejército:

 

Como Gobernador de este Estado, con una larga y reconocida historia, les expreso el más alto de mis reconocimientos a nombre de las y los michoacanos que gracias a su labor y a su entrega, hoy vivimos y anhelamos tiempos mejores.

 

Quisiera también referirme a las mujeres y a los hombres de la tropa, aquellos que se desplegaron en los municipios y en comunidades más alejadas del estado, expresarles y decirles que su entrega no es anónima, para nosotros, su esfuerzo hoy tiene como recompensa un Michoacán más tranquilo y en más armonía. El pueblo de Michoacán los reconoce como herederos del legado de Morelos, de Magaña y de Cárdenas.

 

A las mujeres y a los hombres de las fuerzas armadas:

 

La historia reciente de nuestro estado, demuestra la necesidad de establecer de manera permanente una coordinación entre todas las fuerzas de seguridad, entre los Poderes y entre todas las instituciones del Estado Mexicano, cada uno asumiendo la responsabilidad que le corresponde.

 

Ahora, en el marco del debate nacional en torno a los alcances de la reforma en puerta, la reforma a la Constitución, coincidimos y así lo hemos expresado en otros momentos, que es fundamental la participación de nuestro Ejército y de nuestras Fuerzas Armadas en un marco legal claramente establecido, porque nuestras instituciones más prestigiadas debemos de cuidarlas y protegerlas. Me refiero al Ejército Mexicano, a la Marina Armada de México.

 

Por las tareas que se les encomiendan, deben estar perfectamente establecido en el marco legal para no exponer a nuestros baluartes, a nuestras instituciones queridas y respetadas a una tarea que lo más esencial le corresponde a las autoridades civiles.

 

Por ello, es importante destacar que deben de seguirse fortaleciendo las capacidades de los gobiernos locales para hacerle frente al reto que les mandata la Constitución y que es hacerse cargo de la seguridad pública.

 

La reforma a la Constitución no debe implicar la renuncia a nuestras responsabilidades como autoridades civiles, ni a nuestras competencias que nos establece la Constitución en esta delicada tarea.

 

La reforma constitucional, sí debe proveer que sigan fortaleciéndose las corporaciones policiacas de los estados y los municipios, para evitar el desgaste de una de las instituciones de mayor prestigio y confianza entre las mexicanas y mexicanos.

 

Nosotros debemos de asumir la tarea que nos corresponde, por ello, no hemos descansando como Gobierno del Estado en el trabajo para fortalecer nuestra capacidad institucional en materia de seguridad pública, siempre de manera coordinada con el Gobierno de la República y con los municipios de nuestro estado, porque así lo mandata nuestra Constitución, y así lo mandatan nuestras leyes.

 

Por ello, vamos a seguir bajo esta ruta, atendiendo, respetando y alineando nuestros esfuerzos a la estrategia nacional y atendiendo desde luego las particularidades de cada municipio y de cada región de nuestro estado.

 

Esto habrá de llevarnos a que tengamos mejores resultados y el anhelo de que un día tengamos plena seguridad para todas y para todos.

 

Señora y señores integrantes del Ejército Mexicano:

 

Hoy como en el pasado, su espíritu de lealtad y compromiso con el pueblo de México y sin duda, con el de Michoacán, son el mejor apoyo para entregarnos y hacerle frente a los retos y las adversidades que nos toque enfrentar.

 

En el marco de este 106 aniversario del Ejército como una destacada institución de las Fuerzas Armadas, hacemos homenaje a su invaluable aportación para construir una ruta de desarrollo duradero para este hermoso estado y para el país.

 

Como la máxima autoridad civil de Michoacán, refrendo mi compromiso institucional y ético para que caminemos juntos, en la defensa de nuestro estado, de nuestro país; en defensa de nuestra gente y nuestras instituciones.

 

Muchas felicidades, enhorabuena mi general y de verdad mi más sincero reconocimiento. Muchas gracias.

Te gusta? Compártelo:
 

Noticias relacionadas:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar un comentario

 




 

Current day month ye@r *