Print Friendly

Columna “Bajo la Lupa”, Por Armando Saavedra (16-XI-18)

¿CUÁL ES EL NIVEL ACADÉMICO DE LA 74 LEGISLATURA?

Aunque la tenencia de un título profesional no garantiza capacidad de una persona, lo cierto es que esa demostrada falta de ignorancia, nos hace inferir que quien tiene un título profesional puede, potencialmente, hacer mejor las cosas que uno que no lo tiene, de ahí que resulte interesante saber cual es la preparación académica de los 40 diputados que integran la 74 legislatura al congreso del estado de Michoacán.
En ese tenor, hay que apuntar que el 62.5% de nuestros diputados que como ya se dijo, integran la 74 legislatura al congreso del estado de Michoacán, poseen un título profesional y su respectiva cédula para ejercer alguna profesión, mientras que el 37.5% no tienen una profesión que requiera cédula profesional para ejercerla.
De los 40 diputados que integran la 74 legislatura, solo 1 tiene un doctorado, mientras que 4 de ellos tiene el grado de maestro, 6 de esos 25 que tienen una profesión, tienen otra profesión más o bien tienen posgrados de maestría o doctorado; de los 15 que no tienen cédula profesional para ejercer alguna profesión, los hay que tienen carreras terminadas, pero sin titularse.
En la gran mayoría de los casos, nuestros diputados publicitan en su curriculum, diplomados, cursos y hasta grados académicos, sin embargo, al revisar el banco de datos de la Secretaría de Educación Pública, las cédulas profesionales que tiene expedidas, no corresponden con lo que en sus hojas de vida presumen.
POR PARTIDOS, LOS DEL PRI 100%
Aquí en el tricolor, destacan las mujeres, pues YARABI ÁVILA GONZÁLEZ y ADRIANA HERNÁNDEZ ÍÑIGUEZ poseen dos cédulas profesionales cada una, en el caso de YARABI, se trata de su licenciatura en contaduría y un doctorado en gerencia y política educativa; por su parte ADRIANA, tiene cédulas profesionales para las licenciaturas en informática y en psicología.
Los otros 3 integrantes de esa fracción legislativa tienen su respectiva cédula profesional para ejercer una licenciatura, OMAR CARREON es Agrónomo, MARCO POLO AGUIRRE es abogado y EDUARDO “EL BEBÉ” ORIHUELA es economista.
LOS DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL 50 y 50
En cuanto a la calidad académica y profesional de los diputados panistas, hay que apuntar que solo 4 de ellos tienen una cédula profesional que les permita ejercer alguna profesión legalmente, los otros cuatro no tienen, de ellos, destaca ARTURO HERNÁNDEZ VÁZQUEZ que tiene dos cédulas profesionales, una para la licenciatura en diseño gráfico y una que acredita maestría en administración.
Los otros 3 que tiene cédula profesional son: JAVIER ESTRADA CÁRDENAS es abogado, HUGO ANAYA ÁVILA licenciado en ciencias computacionales y JOSÉ ANTONIO SALAS VALENCIA que es abogado. Los que no tiene profesión acreditada son: ADRIANA GABRIELA CEBALLOS HERNÁNDEZ, OSCAR ESCOBAR LEDESMA, DAVID ALEJANDRO CORTÉS MENDOZA y MARÍA DEL REFUGIO CABRERA HERMOSILLO.
LOS DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA, TAMBIÉN 50 Y 50
Los del partido en el gobierno estatal, no cantan mal las rancheras, pues de los 8 diputados que integran la fracción legislativa, solo 4 tiene cédula profesional para ejercer alguna profesión, siendo los siguientes: ADRIAN LÓPEZ SOLIS, abogado; ALFREDO AZAEL TOLEDO RANGEL, tiene dos cédulas profesionales acreditadas, una de licenciatura en ingeniería industrial y una maestría en calidad total y competitividad; por su parte HUMBERTO GONZÁLEZ VILLAGOMEZ es ingeniero civil y MIRIAM TINOCO SOTO es abogada.
Los cuatro que no tienen cédula profesional alguna acreditada para ejercer alguna profesión, son: ERIK JUÁREZ BLANQUET, NORBERTO ANTONIO MARTÍNEZ SOTO, ARACELI SAUCEDO REYES y OCTAVIO OCAMPO CÓRDOVA.
EN MORENA, 60-40
Así es, aunque la percepción era otra, los diputados del partido Movimiento de Regeneración Nacional que integran su fracción en la 74 legislatura, el 60% tiene al menos una cédula profesional para ejercer legalmente una profesión, mientras que el 40 % no la tiene y pudiera ser que se trata de carreras truncas.
De los que tiene cédulas profesionales acreditadas son: FERMÍN BERNABÉ BAHENA es abogado; LAURA GRANADOS BELTRAN es licenciada en educación primaria; TERESA LÓPEZ HERNÁNDEZ es profesora de educación primaria; ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA es abogado; SANDRA LUZ VALENCIA tiene dos cédulas profesionales, es abogada y licenciada en educación de adultos.
ANTONIO DE JESÚS MADRIZ ESTRADA es licenciado en educación media superior intercultural; OSIEL EQUIHUA EQUIHUA es médico cirujano y partero, mientras que SERGIO BÁEZ TORRES en profesor de educación primaria.
Los diputados morenos sin profesión o con alguna carrera trunca son: CRISTINA PORTILLO AYALA, ZENAIDA SALVADOR BRÍGIDO, WILMA ZAVALA RAMÍREZ y MAYELA DEL CARMEN SALAS SÁENZ
LOS DEL VERDE, CHICOS, PERO AL 100%
Qué les puedo decir del archireconocido “diputado moches” ERNESTO NÚÑEZ AGUILAR quien no solo tiene su cédula de abogado, sino una de maestría en gobierno y asuntos públicos, de las del CIDEM, aunque no es nicolaita, para fortuna de la michoacana. Su compañera de bancada LUCILA MARTÍNEZ MANRIQUEZ también es abogada, ojalá no aprenda las malas mañas.
LOS DEL PARTIDO DEL TRABAJO, EN LA MEDIA, 50 Y 50
En efecto, mientras que BRENDA FABIOLA FRAGA GUTIERREZ y MARÍA TERESA MORA COVARRUBIAS tiene una cédula profesional que las acredita como licenciadas en educación preescolar, SALVADOR ARVIZU CISNEROS y BALTAZAR GAONA GARCÍA, carecen de cédula profesional para ejercer alguna profesión.
¿Y MOVIMIENTO CIUDADANO?
Pues el único diputado del Partido Movimiento Ciudadano JAVIER PAREDES ANDRADE, no tiene registrada u otorgada ninguna cédula profesional que le permita legalmente ejercer alguna profesión.
EMPRESA CONTRATADA POR PONCHO, NEGRO HISTORIAL
Ustedes recordarán que el actual presidente municipal de Morelia RAÚL MORÓN ORÓZCO dio a conocer una serie de irregularidades “observadas” en el proceso de entrega recepción de la administración pública municipal, entre las que destaca el gasto de 25 millones, 220 mil, 635 pesos en contratos otorgados a una empresa originaria de la ciudad de Aguascalientes Aguascalientes.
En principio se le otorgaron 7 contratos por un importe de 2 millones, 792 mil pesos, por concepto de “servicios Profesionales para asesoría de la Entrega Recepción del 2018, solo que hasta la fecha no se han localizado los denominados “entregables” que es o son los documentos producto de dicha asesoría.
A esa misma empresa se le otorgaron por adjudicación directa, 38 contratos de prestación de servicios profesionales, consistentes en: “Eficientar el clima organizacional, supervisión en los procesos administrativos, implementación de manuales de organización, planeación estratégica.” Solo que en los documentos relacionados en la entrega recepción, no se encuentran los “entregables” producto del trabajo de dichos contratos.
De igual forma, mediante el procedimiento de “asignación directa”, se le otorgaron 33 contratos a esta misma empresa, por un importe de 11 millones, 575 mil, 775 pesos, por concepto de: “Asesorías para el análisis jurídico, auditorías al ejercicio fiscal 2016 y asuntos laborales”, al igual que en los casos anteriores, no se han encontrado los “entregables” que justifiquen el trabajo de “asesoría”.
Finalmente, en lo revisado hasta el momento, se encontraron otros 12 contratos otorgados por adjudicación directa a esta empresa, con un importe de 3 millones, 171 mil, 860 pesos, por concepto de: “Servicios de Asesorías administrativas y atender auditorías y pliegos de responsabilidad”, trabajos cuyos testigos o “entregables” no se han encontrado.
SE LLAMA ASFEL S.C.
Al continuar con el trabajo de investigación periodística, pudimos establecer que el representante legal de dicha empresa es el señor ARTURO SOLANO LÓPEZ y que dicha empresa tiene su domicilio fiscal en la calle Montes Himalaya número 150 en la colonia Bosques del Prado Norte, en la Ciudad de Aguascalientes, Aguascalientes.
También pudimos averiguar que el señor ARTURO SOLANO LÓPEZ, fungió como Auditor Superior del Estado de Aguascalientes, durante tres años, SOLANO LÓPEZ fue el responsable de vigilar el ejercicio del gasto en Aguascalientes. Pero cinco meses después de que dejó el cargo, el ex auditor es quien está vigilado por las autoridades e incluso enfrenta una acusación formal por el presunto desvío de 15.7 millones de pesos.
La denuncia fue presentada por el actual titular del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Aguascalientes (OSFAGS), SERGIO ESCALANTE JIMÉNEZ, quien acudió ante la Fiscalía General de la entidad. El documento acusa a Solano de ejercicio indebido del servicio público, luego de que en su gestión se detectaron posibles contrataciones irregulares, compras a una supuesta empresa fantasma y pagos a aviadores identificados como personas cercanas al anterior gobierno estatal, que encabezó el priista CARLOS LOZANO DE LA TORRE (2010-2016).
La denuncia llega hasta la fiscalía una semana después de que la Comisión de Vigilancia del Congreso local diera a conocer los resultados de una auditoría externa, que el despacho Candelas Sucesores hizo al gasto del OSFAGS en 2016.
ACUSACIONES SIN PRUEBAS, PURO CIRCO
Esta semana que está por terminar, sucedieron hechos relevantes de los que ha dado cuenta puntual la prensa local, nacional e internacional, entre ellas, me llama la atención dos “notas” que ocuparon lugares relevantes en las publicaciones escritas y electrónicas del estado.
La primera se refiere a las presuntas declaraciones del abogado del CHAPO GUZMAN, quien afirmó de manera temeraria que el cartel delincuencial para el que trabajaba su cliente, había sobornado al ex presidente FELIPE CALDERÓN HINOJOSA y al actual jefe del ejecutivo federal ENRIQUE PEÑA NIETO.
Este miércoles en la capital michoacana, hizo acto de presencia el controvertido legislador federal GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA, quien, en su tradicional estilo, acusó al gobernador del estado SILVANO AUREOLES CONEJO de ser un ladrón que debería estar en la cárcel, a más de una serie de acusaciones, que si no fiera por tratarse de ese personaje, se hubiera causado un tsunami político en la entidad.
En ambos casos, los personajes acusadores, carecieron de probanzas para sustentar su dicho, simplemente acudieron a la espectacularidad de las acusaciones y los destinatarios de las mismas, pero alguna prueba, por pequeña o insignificante que fuera, no la presentaron, de manera que acusaciones de esta forma, solo llegan a convertirse en verdaderos chismes sin consecuencia alguna.
En el caso del abogado estadounidense, hasta el juez que lleva el caso de GUZAMAN LOERA, amonestó a litigante de manera enérgica por sus imputaciones sin sustento y en el caso de FERNÁNDEZ NOROÑA, que grave es que un legislador federal haga tan estridentes acusaciones en contra de un gobernador sin probanza alguna, faltándose al respeto a sí mismo, al poder legislativo al que pertenece y al gobierno de Michoacán, al evidenciarse como un simple hablador y chismoso.
Te gusta? Compártelo:
 

Noticias relacionadas:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar un comentario

 




 

Current day month ye@r *