Print Friendly

Foto ONU/Loey Felipe María Soledad Cisternas, enviada especial del Secretario General para cuestiones de discapacidad y accesibilidad.

13 de junio del 2018.- Firmar y ratificar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad no es suficiente, es fundamental aplicarla, indicó este martes el Secretario General de la ONU en la ceremonia inaugural de la undécima sesión de la Conferencia de los Estados Partes sobre dicho instrumento internacional.

António Guterres destacó que los países deben usar ese convenio para sus políticas de desarrollo, sus inversiones y sus sistemas jurídicos, si quieren cumplir con la promesa básica del Programa de Desarrollo Sostenible de 2030 de no dejar a nadie atrás.

El titular de la ONU afirmó que las sociedades nunca lograrán los Objetivos de Desarrollo Sostenible sin la plena participación de todos, incluidas las personas con discapacidad. “No podemos permitirnos ignorar o marginar las contribuciones de 1500 millones de personas”, enfatizó.

“La defensa de los derechos de las personas con discapacidad es un imperativo moral. Pero no es un acto de caridad. Es un reconocimiento de los derechos y una necesidad concreta si queremos construir sociedades saludables y sostenibles en beneficio de todos: los que tienen discapacidades y los que no las tienen”.

La lucha diaria por sus derechos

Guterres recordó que las personas con discapacidades sufren a diario discriminación, prejuicios y falta de respeto a sus derechos humanos fundamentales en lugares como el transporte público, las salas de conciertos, las relaciones sociales cotidianas e incluso en el ciberespacio.

Del mismo modo, destacó los múltiples obstáculos a los que se enfrentan las mujeres y las niñas en el acceso a la educación, los servicios de salud y empleo. “Sin el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género, millones de mujeres seguirán sufriendo una doble discriminación basada tanto en su género como en su discapacidad”, señaló.

Indicó que es fundamental continuar y ampliar la labor de apoyo de las agencias de Naciones Unidas a los países y fortalecer las políticas y las leyes a nivel multilateral y mundial, de conformidad con la Convención y el Programa de Acción 2030.

“Si queremos que las personas con discapacidad formen parte de nuestros esfuerzos para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, debemos hacer que las instituciones, los mecanismos y los procesos sean lógicos y estén coordinados”, apuntó.

Por su parte, la enviada especial del Secretario General para cuestiones de discapacidad y accesibilidad, María Soledad Cisternas Reyes, manifestó conocer el proceso de negociación de la Convención desde sus inicios hasta la actualidad y apreció el papel central que ha jugado la Conferencia de los Estados Parte a lo largo de los años.

Asimismo, señaló la importancia de la participación en el evento de múltiples partes interesadas y destacó la trascendencia de tratar temas como el papel de las mujeres y las niñas discapacitadas, la participación política y pública de las personas con discapacidades o la recolección de datos relevantes.

El tema central de la Conferencia este 2018 es “No dejar a nadie atrás a través de la plena aplicación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad” y se celebra en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York del 12 al 14 de junio.

La Convención y su Protocolo Facultativo se aprobaron el 13 de diciembre de 2006 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, y quedaron abiertos a la firma el 30 de marzo de 2007.

Te gusta? Compártelo:
 

Noticias relacionadas:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar un comentario

 




 

Current day month ye@r *