Print Friendly

*El millón de firmas de Margarita Zavala.

*Alfonso Martínez se niega a solicitar licencia a su cargo para buscar la reelección. 

*A Don F le pusieron la alcaldía en bandeja de plata.

Columna “Sendero Político”, Por José Cruz Delgado (21-II-18).- Margarita Zavala, quien busca la Presidencia de México por la vía independiente está muy feliz porque aparecerá en la boleta porque un millón de mexicanos le dieron el sí y asegura que ganará la elección presidencial.

Qué bueno que esté optimista pero se equivoca que un millón de votos va a ganar y júrelo que de ese millón no van a votar ni la mitad por ella y si le dieron la firma es porque hubo mucho morbo, además los mexicanos tienen memoria y no se olvidan los miles de muertos en el gobierno de su esposo, el tristemente célebre Felipe Calderón, quien encabezó una guerra particular contra el crimen organizado con funestos resultados, al menos los michoacanos no olvidan los agravios y abuso de poder que cometieron los elementos de la Policía Federal, que se convirtió en su policía privada y era tan odiada que en Tierra Caliente hasta ponían precio a sus cabezas.

El mal recuerdo que tienen los mexicanos de Felipe repercutirá en la boleta, y es que cualquiera puede dar una firma pero no garantiza que voten por ella o que siquiera vayan a emitir el sufragio el próximo primero de julio y por lo tanto no debe echar campanas al vuelo porque es seguro que se llevará una gran decepción.

Los mexicanos tienen memoria y no se olvidan los miles de muertos en el gobierno de Felipe Calderón

Resulta que el alcalde independiente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar no quiere separarse de su cargo para buscar la reelección, o sea que quiere hacer campaña utilizando el Ayuntamiento, es por ello que el Movimiento Ciudadano que dirige Javier Paredes Andrade, reprobó tajantemente que el edil pretenda hacer una interpretación a modo y tramposa de la ley para buscar perpetuarse en su cargo.

Afortunadamente los morelianos ya no se chuparán el dedo y no le darán el voto a una persona que gobierno para un reducido grupo olvidándose de las clases populares. Y es que la ley electoral remarca de forma específica que tendrá que separarse de su cargo 90 días antes de la jornada electoral, por lo que su intención de impugnar lo establecido por la norma deja claro que no tiene escrúpulos en su intención de reelegirse, según dice Paredes Andrade.

Y tiene mucha razón, el Instituto Electoral del Estado de Michoacán no debe ceder a que este negro personaje pretende competir de nuevo por la alcaldía estando en el cargo porque no habrá cancha pareja.

El dirigente de MC, señala que de por sí ya era bastante cuestionable que Poncho Martínez continuara en el cargo una vez que registró formalmente su intención de buscar reelegirse, y que ahora pretenda extender el tiempo al frente de la presidencia, lo que es  a todas luces reprobable.

Efectivamente, el IEM ya le dijo a Poncho que debe separarse del cargo 90 días antes de la elección y pese a todas las triquiñuelas que pretenda hacer el Virrey, debe acatar lo dispuesto para que no use los recursos del erario público para sus negras intenciones de reelegirse.

Y precisamente, el gobernador Silvano Aureoles Conejo pidió a los que aspiran a reelegirse pues que ya se vayan de una vez para que el proceso no se contamine y la verdad es que sí, los que aspiran que ya dejen el cargo y algunos que no logren su cometido, seguramente tendrán dignidad y no regresarán al cargo.

Pero Poncho Martínez no tiene vergüenza y júrelo que luego de perder bonachonamente regresará a seguir desgobernando la capital michoacana y seguir haciendo negocios junto con su círculo de amigos, porque para eso sí es muy bueno, no quien lo dude.

Siguiendo con el tema, resulta que se vino abajo la coalición Michoacán al Frente y las posibilidades de ganar la alcaldía por el panista Carlos Quintana se reducen a nada, al igual que las de Juan Carlos Barragán Vélez, por el PRD. Y a quien la va a ir como en feria es al aún senador Raúl Morón Orozco, quien por segunda ocasión buscará la presidencia municipal de Morelia, pero ahora por Morena, luego de traicionar al PRD, partido al que le debe todo.

La verdad que la elección estará entre Daniela de los Santos y el ex priista el PRI y Fausto Vallejo Figueroa, quien por quinta ocasión por la alcaldía ahora por el PES y PT.

La verdad es que la alcaldía se la pusieron en bandeja de plata a don Fausto quien tiene muchas posibilidades de ganar ante candidatos endebles, pero si los jóvenes le apuestan a la priista Daniela el triunfo será del tricolor. Nada tienen que hacer ni PAN ni PRD.

El PRI, pese al cochinero que hicieron Víctor Manuel Tinoco Rubí, por instrucciones de Enrique Ochoa Reza, sigue teniendo muy buena estructura gracias al trabajo de Víctor Silva y su equipo, como Antonio Guzmán Castañeda quien está al frente de la Secretaría de Organización, Miguel Ángel Barriga, Secretario Técnico y Alejandro Paz y Salvador Escobar, entre otros quienes han estado trabajando muy fuerte junto a Silva Tejeda y lograron la unidad, lástima que otros por intereses personales echen todo lo logrado por la borda.

Te gusta? Compártelo:
 

Noticias relacionadas:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar un comentario

 




 

Current day month ye@r *